Desaparece haitiano en Baja California; temen por crimen organizado

Frenel Firman, de 34 años, desapareció el medio día del 28 de octubre
Desaparece haitiano en Baja California; temen por crimen organizado
Frenel Firman.

MEXICO – Frenel Firman, de 34 años, es un haitiano grande y fuerte, francoparlante con dominio básico del español y portugués, que desapareció el medio día del 28 de octubre pasado, cuando salió de su casa para no volver en medio de una creciente inseguridad en la region fronteriza de Mexicali, Tijuana y los alrededores por la que temen sus amigos y compañeros de lucha.

“Por las condiciones en que están viviendo los haitianos, en zona de alta pobreza y donde no llega la policía, tenemos miedo de que llegue el crimen organizado a reclutarlos“, advirtió Wilner Matelus, fundador y Presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afroamericanos.

Hasta ahora no hay indicios de que alguno de los cárteles que se disputan la plaza (y que han vuelto a colocar a la zona como una de las más peligrosas del país) haya raptado al inmigrante, ni de lo contrario.

Lo cierto es que hasta donde saben los activistas que pusieron la denuncia ante las autoridades de justicia de Mexicali, no hay una línea de investigación y ni siquiera se han colocado fotos del hombre en la calle para buscarlo.

“Hay un maltrato total a la comunidad haitiana y, conforme pasan los días, la situación legal y social se pone peor: ya comienzan a gritarles por la calle, ‘oye, negro, vete para tu país’ o no los quieren atender en el hospital y ya amenazan con deportarlos, en agosto pasado sacaron a 600“.

El desaparecido Firman forma parte de un grupo de  miles de haitianos que este año se quedaron varados México cuando Estados Unidos cerró las puertas al asilo que había prometido y que atizó la migración hasta alcanzar alrededor de 20,000 migrantes entre junio y diciembre de 2016.

Actualmente las cifras oficiales contabilizan en Baja California alrededor de 3,000, de los cuales, 900 tienen permisos de trabajo. La cuenta extraoficial del comité de afromexicanos es de 5,000 y sólo 1800 con visa humanitaria, sin autorización para empleo formal, por lo que se tienen que emplear en trabajos de bajo nivel como auxiliares de diversos oficios.

El delegado del Instituto Nacional en el estado, Rodolfo Figueroa, informó recientemente que a partir de enero próximo comenzará un operativo de control migratorio a través del cual tienen que salir del país aquellos que no tienen permiso de estancia.

“Será un retorno asistido que no dará antecedentes negativos en el estatus migratorio y podrán regresar a México cuando quieran pero de forma regular’’.

El activista Mateus pidió al gobierno mexicano fijar con reglas claras el futuro de los haitianos que no quieren regresar a Haití ni a Brasil, donde antes tenían residencia, y detener las deportaciones. “Es un momento de emergencia porque ya están padeciendo hasta con la desaparición’’.