Estudiantes recaudan fondos en solidaridad con Puerto Rico

Por medio de tres actividades, los estudiantes de la escuela 126 “Jacob August Riis”, del bajo Manhattan, recolectaron dinero en efectivo que fue donado a la recuperación de la isla
Estudiantes recaudan fondos en solidaridad con Puerto Rico
Los estudiantes de la Escuela 126 “Jacob August Riis”, del bajo Manhattan, recibieron certificados por el servicio comunitario desarrollado al recolectar ayuda económica para Puerto Rico. Abajo los maestros Chris Piccigallo, Millie Rodríguez (centro) y Carlos Romero (director). /Suministrada

Unos llevaron un dólar, otros cinco y otros 20. Así, durante tres jornadas de solidaridad, los estudiantes de la escuela 126 “Jacob August Riis”, del bajo Manhattan, lograron recolectar un donativo en efectivo para contribuir a la reconstrucción de la devastada isla de Puerto Rico.

La idea inicial de involucrar a toda la comunidad fue de Millie Rodríguez y de Carlos Romero, consejera y director, respectivamente, del centro educativo ubicado en 80 Catherine Street, en Manhattan. Después de varias reuniones en octubre, los estudiantes formaron un comité para planificar tres creativas actividades, tales como “Día del sombrero”, “Toma una foto para ayudar a la situación de desastre” y una venta de pasteles.

“Los estudiantes recolectaron $1,350 como donativo para ayudar al desastre. El dinero será distribuido de la siguiente manera: $750 irán a la fundación Posada y $600 para la UNICEF”, explicó Chris Piccigallo, profesor de ciencias y estudios sociales. Lo más importante es que es dinero de toda la comunidad que apoyaron como pudieron, destacó.

La Fundación Posada fue creada por la ex estrella de los Yankees, Jorge Posada y su esposa Laura, después que su hijo fuera diagnosticado con una enfermedad llamada craneosinostosis.

Después que el huracán María impactó la isla destruyendo casas, negocios y la red de servicios básicos, los Posada crearon una campaña que se mantiene activa en la plataforma YouCaring (https://www.youcaring.com/familiesandkidsdevastatedbyhurricanemaria-956568).

Ashley Pacheco (segunda desde la izquierda) participa en la venta de pasteles con el objetivo de recolectar ayuda económica para Puerto Rico. /Suministrada

UNICEF es el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. El organismo ha destinado ayuda a diversas localidades tras una inusualmente activa temporada de huracanes en el Océano Atlántico y así como tifones y monzones en Asia y terremotos en varias partes del mundo. Tras el paso de los huracanes Irma y María en la isla de Puerto Rico, el organismo trabaja junto a socios estratégicos para entregar kits de higiene de emergencia y agua potable. En el período siguiente, además del enfoque en el agua potable, los delegados de UNICEF entregan vacunas y suplementos nutricionales y madres lactantes; tiendas y albergues temporales para familias, paquetes escolares y servicios como consejería pos-trauma y reunificación familiar.

Ashley Posada, que cursa el Octavo grado, tiene parte de su familia materna en Puerto Rico, de manera que entiende perfectamente la necesidad de generar conciencia y enviar ayuda lo más pronto posible. “No solo porque es mi familia. Siempre se siente bien cuando uno ayuda a otras personas. Después de la campaña nos dieron un certificado de servicio comunitario, eso nos llena de mucho orgullo”, dijo la joven que formó parte del comité organizador.

Como la mayoría de escuelas de la Ciudad de Nueva York, ésta es muy diversa en cuanto al origen de sus estudiantes. Piccigallo indicó que hay 750 estudiantes (de Kindergarten al Octavo grado) de los cuales aproximadamente el 25 por ciento son hispanos, el 25 por ciento asiáticos, el 30 por ciento africano-americanos y el resto de origen caucásico.

Por medio de Piccigallo, la consejera Rodríguez manifestó orgullo porque los estudiantes atendieron el llamado a la solidaridad.