El problema de la FIFA con el spray de los árbitros

Un inventor creyó que su vida había cambiado pero se encontró con la FIFA
El problema de la FIFA con el spray de los árbitros
Un árbitro usa el spray. Wikimedia Commons

El departamento legal es la oficina con más trabajo en la FIFA: nunca cesan los problemas.

Lo último es que un inventor brasileño demostró que el spray que usan los árbitros para marcar las distancias de la barreras fue un invento suyo. El problema es que no fue compensado.

Un reporte del New York Times dice que una corte de Río de Janeiro ordenó a la FIFA dejar de usar el spray o de lo contrario se expondría a una multa de US$15,000 por partido.

“La FIFA robó mi idea; no hubo juego limpio”, dijo Heine Allemagne, el inventor al que le reconocieron la patente del spray.

Según el reporte, la FIFA quiso pagar $500,000 por la patente antes del Mundial de Brasil 2014. El negoció se cayó pero la compañía que produjo el spray  envió 300 latas gratis para el torneo.

La FIFA se comunicó con el inventor después del Mundial para seguir adelante con la compra del producto, pero ya no quería pagar por la patente. Desde entonces otras compañías han vendido el spray.

El inventor dice que la invención le tomó 15 años y reclama US$100 millones en daños y perjuicios por las acciones de la FIFA. Allemagne no ha vendido ninguna lata desde que empezó la disputa. El hombre dijo al Times que su origen era pobre y esperaba que la invención le cambiara la vida.

Una batalla para los organismo rector del fútbol mundial.