Garantizar servicios legales a todos los inmigrantes: herramienta clave en la era de Trump

Garantizar servicios legales a todos los inmigrantes: herramienta clave en la era de Trump
Proporcionar representación a los inmigrantes que no son ciudadanos aumenta sus posibilidades de evitar la deportación. /Archivo
Foto: Getty Images

Las comunidades inmigrantes están sintiendo la severidad de los ataques a nuestras familias por parte de la administración Trump. Los hemos resistido en las calles y el Congreso, pero hay un avance innovador que hemos logrado en la ciudad de Nueva York que ayuda a garantizar la seguridad de quienes enfrentan la deportación: nos aseguramos de que tengan abogados.

A diferencia de los casos penales, los inmigrantes que enfrentan la deportación no tienen derecho legal a un abogado financiado por el gobierno, si no pueden pagar un abogado, por lo que las probabilidades están en su contra. El porcentaje de resultados exitosos en procedimientos de deportación para inmigrantes sin abogado es asombrosamente bajo. En la ciudad de Nueva York, sin embargo, hemos dado grandes pasos para garantizar la justicia para todos.

En 2013, mucho antes de que supiéramos el futuro en Washington, mi organización, Make the Road New York, se asoció con muchos otros preocupados por la falta de representación en un tribunal de inmigración, inclusive el juez principal Robert Katzmann, del Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos, para lanzar un proyecto de defensores en el tribunal en el Bajo Manhattan. El Proyecto de Unidad Familiar para Familias Inmigrantes de Nueva York (NYIFUP, por sus siglas en inglés) se ha asegurado de que cada persona detenida que se enfrenta a la deportación en Nueva York que no puede pagar un abogado privado reciba un abogado grátis, sin importar cómo llegó a ser detenido.

A finales del 2017, el Instituto Vera de Justicia publicó una evaluación de los primeros dos años y medio de NYIFUP que arrojó resultados sorprendentes. Proporcionar representación a los inmigrantes que no son ciudadanos aumenta sus posibilidades de evitar la deportación y permanecer en los Estados Unidos en un 1.100 por ciento.

Antes de la creación de NYIFUP, los casos en Varick Street en los que las personas no tenían representación lograron solo una tasa de éxito del 4%. Con NYIFUP, los casos que proporcionaron un abogado a aquellos que de otra manera no habrían estado representados contaron con una tasa de éxito del 48%. Este éxito de representación universal repercutió en las vidas de las familias en nuestras comunidades.

NYIFUP ahora proporciona un ejemplo clave para cómo proceder en la era de Trump, cuando muchos más están en riesgo. NYIFUP ahora se ha ampliado para representar a todos los no ciudadanos detenidos en el norte del estado de Nueva York que se enfrentan a la deportación y que no pueden pagar un abogado. Nueva York es el primer estado en el país que se asegura de que nadie sea encerrado y deportado simplemente porque no pueden pagar un abogado privado.

Ya, los notables resultados y lecciones establecidos aquí en Nueva York han inspirado a casi 20 otras jurisdicciones de todo el país a tomar medidas similares para proteger a sus comunidades inmigrantes.

Líderes y organizaciones como la mía continuaremos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para abogar por, y proporcionar, representación universal para ciudadanos y no ciudadanos por igual.

-Javier H. Valdés es el Co-Director Ejecutivo de Se Hace Camino Nueva York, la organización comunitaria más grande de Nueva York ofreciendo servicios y organizando a la comunidad inmigrante. En Twitter: @maketheroadny @JavierHValdes.