Trump aboga por endurecer leyes de libelo tras polémico libro

El presidente piensa que las leyes en Estados Unidos son muy débiles y permiten decir “lo que te salga de la cabeza”
Trump aboga por endurecer leyes de libelo tras polémico libro
Donald Trump de nuevo se lanza con todo contra el libro “Fire and Fury”, escrito por el periodista Michael Wolff.
Foto: EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump, abogó por endurecer las leyes de libelo en el país para evitar que se publiquen libros con afirmaciones “falsas” como el que ha sacado esta semana un periodista sobre su turbulenta Casa Blanca.

“Las leyes de libelo de este país son muy débiles. Si fueran más fuertes, sería de mucha ayuda. No tendríamos cosas como esta, en las que puedes decir lo que te salga de la cabeza”, afirmó Trump en una rueda de prensa desde el retiro presidencial de Camp David.

En su comparecencia, junto a legisladores destacados y miembros de su gabinete, Trump cargó con dureza contra el incendiario libro “Fire and Fury”, de Michael Wolff, que salió a la venta este viernes y ha desatado una gran tormenta política en Washington.

“Muchos de los medios a los que llamo noticias falsas salieron en defensa de esta gran Administración e incluso de mí porque conocen al autor y saben que es un fraude”, dijo, en referencia a las críticas negativas que ha recibido la obra.

“Es un trabajo de ficción, es una deshonra que alguien pueda hacer algo como esto, nunca hice entrevista con él, nunca estuvo en el Despacho Oval, solo hice una entrevista hace mucho tiempo, no lo conozco. El chapucero de Steve (Bannon, su ex asesor) lo metió en la Casa Blanca bastante y por eso ahora está buscando empleo”, añadió.

Estas palabras suman un capítulo más al historial de insultos que Trump ha vertido esta semana contra Wolff y contra su exestratega jefe Bannon, que sale citado en el libro criticando al primogénito del mandatario Donald Jr. por su reunión en 2016 con un grupo de rusos.

El polémico libro ha avivado también del debate sobre la salud mental de Trump y su capacidad para estar al frente de la Casa Blanca, un tema en el que el mandatario entró de lleno al definirse como “un genio muy estable”.

Preguntado en la rueda de prensa por qué sintió necesidad de comentar sobre su salud mental e inteligencia, Trump comenzó una serie de elogios a sí mismo diciendo que fue a las mejores universidades, se convirtió en un empresario muy exitoso, fue una estrella de la televisión y ganó la Presidencia en el primer intento.

En Twitter, a primera hora de la mañana, también había dicho: “Realmente, a lo largo de mi vida, mis dos grandes activos han sido la estabilidad mental y ser, como, realmente listo”.

Durante la campaña electoral, la candidata demócrata, Hillary Clinton, advirtió una y otra vez que Trump no tenía una personalidad adecuada para ejercer un cargo de la complejidad de la Presidencia de Estados Unidos, algo que desde entonces han secundado otros demócratas y expertos.

Ya el pasado febrero, un grupo de 35 psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales envió una carta al periódico The New York Times en la que mostraba su preocupación por “la inestabilidad emocional” de Trump, que, en su opinión, lo “incapacita para servir de manera segura como presidente”.

 

?>