Activan línea de ayuda sobre TPS

Expertos instan a la comunidad inmigrante a mantener la calma y buscar ayuda legal confiable. Caridades Católicas, El Diario, Radio WADO 1280 y Noticias Univision 41 se unen a la cruzada
Activan línea de ayuda sobre TPS
En Nueva York muchas organizaciones se suman para ayudar al público para que puedan reinscribirse.

NUEVA YORK. – La comunidad inmigrante nuevamente está recibiendo muestras de solidaridad por parte de los neoyorquinos. Este jueves y viernes la Oficina de los Nuevos Americanos de Caridades Católicas, El Diario, Radio WADO 1280 y Noticias Univision 41 activarán un banco telefónico entre las 5 y las 7pm para responder a cualquier pregunta sobre el Estatus de Protección Temporal (TPS), que dio por terminado el Departamento de Seguridad Nacional, programa en el que estaban amparados más 200,000 salvadoreños que residen en el país. La línea telefónica abierta es: 1-800-566-7636

El lunes pasado, la Administración Trump anunció la eliminación del TPS, los salvadoreños ahora tienen una franja de 18 meses –hasta el 9 de septiembre de 2019—para buscar opciones legales para quedarse en el país o preparar su salida. Esta medida se suma la decisión dada en las últimas semanas de eliminar el TPS para nicaragüenses y haitianos.

La abogada Andrea Madrid, experta en inmigración y quien dirige el programa de menores no acompañados de Caridades Católicas, sostuvo en entrevista con El Diario que, si bien el momento es de suma preocupación, insta a mantener la calma y buscar ayuda legal confiable para, individualmente preparar cada caso y hacer uso de las múltiples opciones que existen para regularizar la permanencia en el país. “De que hay esperanzas, las hay y muchas. Es cuestión de no perder tiempo, reunir documentación y buscar asistencia calificada”, insistió la abogada.

Desconcierto entre tepesianos

Madrid reconoció que la eliminación del TPS lamentablemente ha desembocado en un periodo de extrema preocupación.

“La comunidad se siente alarmada, las personas desconocen qué pasará con sus familias, sus hogares, sus trabajos. La mayoría de los que tenían este amparo migratorio vive en el país por más de 20 años, están establecidos en sus comunidades, tienen hijos ciudadanos de este país, tienes casas, trabajos y ante la situación se sienten  con temor y desestabilizados porque no saben qué les depara el futuro”.

Subrayó que la comunidad inmigrante debe tener claro en primer término que la eliminación del TPS no surte efecto de inmediato y que hay tiempo y formas en que la comunidad puede empezar a prepararse sobre cómo va a comenzar a afectarles este cambio en sus vidas.

“Pedimos mucha calma a la comunidad. Al momento es muy importante obtener la información correcta de lo que está pasando y lo que no. Advertimos que muchas veces el desconocimiento propicia a que personas inescrupulosas traten de aprovecharse de las circunstancias, hay notarios y sujetos que dicen que pueden arreglar el estatus migratorio pero que en realidad cometen fraude a la comunidad”.

Madrid ratificó que lo más crucial en estos momentos es mantener la calma, obtener la información correcta para empezar a planificar el futuro de quien tenía TPS y el de sus familias.

El drama humano

“El drama humano es lo que más va a afectar a la comunidad y ya lo hemos testificado por ejemplo con las comunidades procedentes de Nicaragua y Haití, cuando recibieron el anuncio. Con la comunidad salvadoreña es lo mismo, la incertidumbre por desconocer exactamente qué significa perder el TPS: ¿Si tengo que hacer maletas y regresar a mi país?, ¿vender mis pertenencias?, ¿qué pasará con mis hijos?

“Estas interrogantes son muy reales, pero es necesario que se conozca que las autoridades de inmigración no van a poder deportar a toda la gente a la vez, entonces hay que tener claro qué significar legalmente perder el estatus del TPS. Sin duda habrá personas que se verán enfrentadas a un proceso de deportación, pero ese no es necesariamente el caso de la mayoría. Mucha gente que tiene TPS y ha vivido en el país por muchos años, en realidad es posible que califiquen para otro alivio migratorio y simplemente no se han acogido a eso por desconocimiento, pero una vez que se informan, aplican pueden proseguir su vida a través de otro opción migratoria”, explicó.

Entre las opciones que se pueden barajar para regularizar el estatus, enumeró: las peticiones familiares, o a través de hijos que son ciudadanos,  casarse con una persona que tiene estatus legal, las víctimas de crímenes o abuso doméstico, los testigos de  un hecho criminal que aportaron en la investigación. Estas entre las opciones más comunes, pero en conclusión, hay personas con situaciones tan diferentes que, lo más aconsejable es consultar con un profesional calificado.

Una oportunidad

“La eliminación del TPS debe ser vista de cierta forma como una buena oportunidad para que la comunidad inmigrante consulte e investigue nuevamente a fondo con un abogado confiable sobre  las otras opciones de calificar para el estatus permanente, porque el TPS era eso, un alivio temporal que ahora no va a ser autorizado más por las autoridades”.

También enfatizó que la gente desconoce sobre las acciones de defensa contra la deportación y detalló que si las autoridades toman los pasos para una deportación de una persona que tenía TPS, siempre hay una defensa en estos casos, ya que no se procede a una deportación de inmediato. La gente tiene derechos y formas de buscar que se anule esa medida, por ejemplo si tiene un hijo menor de edad, un esposo, un padre, que tiene estatus lugar que va a sufrir mucho si ellos se van. La experta reconoció que aunque son casos muy complicados, es necesario que la gente consulte.

“Instamos a que la gente no espere hasta que se termine su TPS para buscar si califica con otra fórmula. La persona tiene que ser proactiva, tienen que tomar el tiempo necesario para preparar sus documentos, su pasaporte o tarjeta consular, partidas de nacimiento, o necesitan planificar el cuidado de sus hijos”.

De acuerdo a la abogada, son cosas que se pueden empezar a considerar desde ahora con calma y analizando de que los pasos que está tomando sean seguros, lo que aliviará precisamente el clima de inseguridad que se viven ahora.

Habrá presión

De otra parte Madrid vaticinó que habrá mucha presión contra la Administración por parte de las organizaciones, negocios y empresas por el resultado de quitar el TPS a tanta gente, lo cual repercutirá en muchos sectores, no sólo a las familias que tenían este amparo sino a sus comunidades, a los negocios y la economía en general.

“Es importante recordar que la mayor parte de la gente que tiene TPS, casi el 88% tiene trabajo, significa que aportan impuestos, que generan riqueza en sus comunidades y apoyan a sus familias. Si ellos no tienen la forma de trabajar legalmente, entonces qué pasará con estas plazas  y fuentes de trabajo, todo esto va a generar mucha presión política para que se dé una solución permanente”.

Finalmente destacó que es de vital trascendencia que los beneficiarios de TPS conozcan que van a tener que renovarlo para que les pueda ser extendido hasta septiembre 9 del 2019. Todavía el gobierno no ha oficializado la forma en que esas personas pueden reinscribirse.

“En este momento lo recomendable es empezar a ahorrar dinero para hacer esa aplicación y quienes cuentan con el TPS no deben dejarlo expirar y tampoco esperar hasta el último momento para reinscribirse porque habrá mucha congestión. En Nueva York habrá muchas organizaciones que estaremos ayudando al público para que puedan reinscribirse a bajo costo o gratuitamente”. concluyó.