Consumidores mexicanos “castigan” a Ford por hacer caso a Trump

La automotriz registró pérdidas de ventas en 2017
Consumidores mexicanos “castigan” a Ford por hacer caso a Trump
Este año Ford enviará producción de autos eléctricos a México.
Foto: Bill Pugliano/Getty Images

La productora de autos Ford tuvo una reducción de ventas de autos del 17% el año pasado, cuando canceló sus planes de inversión en una nueva planta en San Luis Potosí, tras presiones del entonces presidente electo Donald Trump.

Mark Fields dijo entonces que la compañía se apegaba a las “políticas a favor del crecimiento que el presidente electo Donald Trump ha indicado que perseguirá”.

Tras un año de esa decisión, la compañía cerró con una caída de ventas del 17.7 por ciento en México, reportó el diario El Universal, que indicó que aunque hubo empresarios y funcionarios mexicanos que alentaron a un boicot contra la automotriz, no podría atribuirse esa caída totalmente a ese hecho.

“Seguramente afectó en la decisión de compra de un porcentaje de los compradores (la cancelación de la planta), pero  también hubo problemas con el inventario”, le dijo al diario un analista del sector que mantuvo el anonimato.

En total, empresa vendió 81,698 unidades, siete mil menos que en 2009, cuando se registró la peor crisis automotriz en México.

A pesar de esas pérdidas, a finales de 2017, Ford anunció su decisión de mudar la producción de sus autos eléctricos a México.

“La idea de la operación es abrir hueco en Michigan para poder ampliar la inversión de la compañía en el desarrollo y la producción en masa de coches autónomos”, publicó El País basado en un comunicado de la empresa, “Supone un giro en su plan inicial de dejar de lado su actividad manufacturera (en México)”.