En el debate del sistema penal, los latinos prefieren rehabilitación en vez de encarcelamiento

En el debate del sistema penal, los latinos prefieren rehabilitación en vez de encarcelamiento
En la Florida se está considerando una enmienda constitucional para proveer el voto de nuevo a personas que han sido encarceladas. /Archivo

Un sondeo nacional de las experiencias y opiniones de latinos en el país sobre el sistema penal, la policía y las drogas demuestra que latinos se consideran arriesgados a la violencia, sea por la policía o por sus propios vecinos. Pero también reconocen el valor de programas de rehabilitación en vez de encarcelamiento masivo.

A fines de 2017, LatinoJustice auspició un sondeo para documentar hasta donde llega la opinión de latinos en cuanto a la reforma penal. Ejecutado por el bufete Latino Decisions, el sondeo nacional no tiene precedentes ya que las opiniones de latinos casi nunca se incluyen, o son limitadas por tema o región.

Latinos están convencidos que la policía es capaz de utilizar la fuerza mortal más contra ellos que a personas blancas, que la policía los trata de manera similar a como trata a los afroamericanos, y que el perfil racial contra ellos no debe de existir. Cincuenta y ocho por ciento de latinos concluyen que la policía utilizará fuerza mortal sin justificación contra ellos y 70% de latinos jóvenes y afrolatinos piensan igual. Una mayoría contundente de latinos, 64%, conocen que son tratados semejantes a los afroamericanos por la policía. Ochenta y cuatro por ciento afirman que el perfil racial, basada en raza o etnia, por la policía es indebida. Para la comunidad mejicana en el Condado de Kern en California, que tiene la tasa de muertes de civiles a manos de la policía más alta del país, estas revelaciones no son nuevas.

La elección del presidente Trump tiene un efecto dañino a la seguridad pública en comunidades latinas.  Una mayoría de ellos, 57%, sienten menos seguro después de las elecciones, y entre latinas esa percepción llega a dos tercios. Más aun, 72% de latinos resaltan que la comunidad blanca se ha convertido más discriminatoria y con más rencor después que ganó Trump. En Texas esto explica como los latinos ahí tuvieron que retar una de las peores leyes antiinmigrantes, y anti-santuario en el país – todo después de Trump ganó la presidencia.

La diferencia entre latinos en su actitud política es algo reconocido. Una pluralidad de latinos se considera “moderados” y solo 31% se autodenominan “liberales” mientras 27% se consideran “conservativos” en sus preferencias. Es por razón que la preferencia por programas de rehabilitación, en vez de programas retributivos, es tan importante hoy día. Por un factor de tres, latinos prefieren que se invierta más dinero en rehabilitación y programas de adicción de drogas o para enfermedades mentales que a dinero para la policía, para sistemas correccionales o deportaciones.

La reintegración de personas ex-encarceladas es una prioridad para latinos. Devolver el derecho al voto después de cumplir con sus deberes es favorecida por 76% de latinos en el país. Y para puertorriqueños, donde los reos votan, esa reforma es apoyada por un 85%. Todo esto es importantísimo en Florida donde ahora se considera una enmienda constitucional para proveer el voto de nuevo a personas que han sido encarceladas.

Con toda esta data, tenemos que integrar la voz latina en la reforma penal.

-Juan Cartagena es el presidente de LatinoJustice PRLDEF