Crean plan especial para enfrentar futuras tormentas en aeropuertos

La Port Authority ya tiene un centro especial que funcionará cuando haya emergencias a fin de evitar el caos que se vivió en el JFK hace unos días
Crean plan especial para enfrentar futuras tormentas en aeropuertos
Decenas de personas fueron afectadas por la inundación en el JFK.
Foto: Captura CNN

NUEVA YORK – Hace dos semanas, debido a la tormenta que azotó a la Gran Manzana, miles de pasajeros que llegaron al aeropuerto JFK de Nueva York, vivieron las verdes y las maduras, quienes no solo quedaron varados en la terminal aérea sino que tuvieron problemas con sus maletas.

Para evitar que se vuelvan a registrar hechos similares, el Port Authority decidió crear un un centro de operaciones de emergencias, que será activado cada vez que se presente una tormenta de grandes proporciones.

El plan funcionará de manera ininterrumpida durante el período en que se registre la tormenta, y además se exigirá que todos los operadores de terminales y aerolíneas se involucren de manera activa compartiendo acceso a puertas y otras instalaciones durante las emergencias.

“Todos los operadores y aerolíneas están siendo obligados a comprometerse con la ayuda mutua”, dijo el director ejecutivo de la Autoridad Portuaria, Rick Cotton, quien advirtió que el centro de emergencias está listo ya para actuar ante la próxima tormenta invernal que se presente.  “En retrasos de más de 90 minutos, las aerolíneas deben hablar con la Autoridad Portuaria de inmediato”.

Y aunque la gran mayoría de pasajeros que sufrieron en carne propia los estragos de la pasada tormenta invernal en la terminal aérea ya recuperaron sus maletas, el Port Authority aseguró que todavía hay decenas de equipajes refundidos.

El mejoramiento en las comunicaciones con los pasajeros y las inspecciones, también serán medidas a tomar en cuenta para evitar el caos en situaciones de emergencia.

Ray LaHood, exsecretario de Transporte, quien dirige las labores de investigación de lo sucedido, explicó que además de determinar responsabilidades, lo más importante es tomar acciones para evitar que el caos que se vivió en el JFK se vuelva a presentar.

“Descubriremos cuál es el problema, y más importante aún, recomendaremos soluciones para que cuando haya una gran tormenta de nieve o algún tipo de calamidad nuevamente, esto no ocurra, habrá sistemas en funcionamiento, habrá coordinación en el lugar “, dijo LaHood.

Alrededor de la web