Agentes migratorios están deteniendo en buses que viajan entre ciudades

Oficiales migratorios arrestan a abuela en bus de la empresa Greyhound porque excedió su tiempo de estancia bajo la visa de turista
Agentes migratorios están deteniendo en buses que viajan entre ciudades
El bus viajaba de Orlando a Miami.
Foto: (Captura / Twitter)

Como si se tratara de un operativo a ciegas, oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) ingresaron a un bus interestatal de la empresa Greyhound, pidieron prueba de ciudadanía a los viajeros y arrestaron a una mujer.

La intervención que fue grabada por pasajeros se reportó el pasado viernes, a eso de las 4:30 p.m.; el vehículo se encontraba en una estación en Fort Laudardale.

El “operativo” ha provocado un debate sobre la legalidad del proceso luego de que el video fuera compartido en la página de Twitter de la Coalición de Inmigrantes de Florida y se volviera popular en redes sociales.

Una de las personas que grabó las imágenes, que no quiso identificarse por temor a represalias, dijo que el conductor le mintió a los pasajeros al indicar que se trataba de una inspección de rutina.

En lugar de lo anterior, los agentes le exigieron a los viajeros prueba de que están legalmente en el país, de acuerdo con la publicación de la organización.

En la movida, una jamaiquina, que posteriormente fue identificada como Beverly, fue detenida. La mujer se encuentra bajo custodia de la CBP en un centro de detención ubicado en Pompano Beach.

En uno de los clips, se escucha cuando los patrulleros le preguntan a la mujer que dónde estaban sus pertenencias antes de escoltarla al exterior del autobús que viabaja de Orlando a Miami.

La nuera de la fémina dijo en declaraciones posteriores citadas por el Daily News que ésta había llegado la semana pasada al país a visitar  a su nieta y que era la primera vez que se encontrarían.

La Patrulla Fronteriza indicó por su parte que la mujer había excedido el tiempo de estancia que le permite su visa de turista.

El tema se complica, porque organizaciones en defensa de los inmigrantes argumentan que estos funcionarios federales no pueden detener a las personas en autobuses privados a menos que haya sospecha razonable o un crimen o violación a las leyes migratorias. De intervenir, debe ser con una orden judicial.

“El gobierno ahora está empoderando a estas agencias a que abusen de su autoridad y poder. Cómo es posible que ahora se monten a los buses pidiéndole papeles a la gente que depende de este transporte público”, dijo, por su parte, Isabel Sousa-Rodríguez, miembro de la organización Coalición de Inmigrantes de Florida, a MundoHispánico.

Sin embargo, la oficina de la agencia en Miami, al confirmar la intervención, planteó que los estatutos federales le permiten intervenir arbitrariamente más allá de las disposiciones de la Cuarta Enmieda de la Constitución.

Alrededor de la web