Afirman que crimen ha disminuido por mejoras en relaciones del NYPD con la comunidad

El comisionado James O’Neill presentó el informe anual del estado de la policía y destacó ese logro, aunque activistas consideran que todavía falta mucho por hacer
Afirman que crimen ha disminuido por mejoras en relaciones del NYPD con la comunidad
El NYPD asegura que el plan de policia comunitaria ha sido vital en reducir el crimen

‘Nueva York hoy es una ciudad mucho más segura y lo es en gran parte gracias al mejoramiento de las relaciones entre la comunidad y los agentes del NYPD’. Los índices de criminalidad son los más bajos en más de 55 años.

Así lo defendió este miércoles, con números en mano, el comisionado del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), James O’Neill, tras presentar el informe anual sobre el estado de la Uniformada, donde reiteró que el 2017 fue el año con menor criminalidad para la Gran Manzana en más de cinco décadas. El funcionario enfatizó que la implementación del programa “policía comunitaria”, que opera en 56 de 77 precintos de la ciudad promoviendo estrategias tendientes a construir más vínculos y recuperar la confianza de la comunidad en los policías, ha sido fundamental.

“Las relaciones que los oficiales están construyendo con la gente que vive, trabaja y nos visita, ayuda a reducir la criminalidad y a nuestro plan de estrategia de prevención del crimen con los individuos de los vecindarios, lo que hace toda la diferencia”, aseguró O’Neill durante la presentación de su informe ante la Fundación de Policía de Nueva York, en el Pierre Hotel. “Como nunca antes, estamos haciendo la labor policial con la gente de Nueva York, en vez de hacerlo solamente para la gente”, agregó el Comisionado, al tiempo que mencionó que el objetivo del primer año del nuevo mandato de la actual Administración local es intensificar las relaciones con los vecindarios.

“Y es por eso que en 2018 estamos redoblando nuestros esfuerzos para completar la conversión total del NYPD al programa de policía comunitaria. Aproximadamente dos tercios de nuestros 77 precintos de patrulla y comandos de vigilancia del vecindario ya se suman a las nueve áreas de servicio de nuestra oficina de vivienda. Este año estamos expandiendo 12 distritos y estamos terminando otros de nuestros precintos”, comentó O’Neill, quien hizo un llamado a los neoyorquinos a participar en el programa “Build a Block”, que promueve pequeñas reuniones con personas y líderes de los vecindarios con la policía para abordar problemas locales.

El mexicano Samuel Martínez, quien reside en Corona, Queens, reconoce los logros del plan del NYPD y dijo que en las calles de su vecindario es evidente la disminución del crimen y hay mejores relaciones con los uniformados. “Ahora uno siente más confianza de acercarse y denunciar lo que pasa, y aunque todavía hay uno que otro policía que lo mira a uno con recelo, la mayoría son amables y nos ayudan”, dijo el inmigrante.

Comisionado James O'Neill durante una conferencia de prensa en la Academia de Policia en Queens.
Comisionado James O’Neill durante una conferencia de prensa en la Academia de Policia en Queens.

El alcalde Bill de Blasio se mostró complacido con los considerables resultados, y recordó que a principios de los años 90, el promedio de delitos en la Gran Manzana era de 2,000 muertos y 5,000 tiroteos por año, mientras que el año pasado se registraron 282 asesinatos y 789 tiroteos, y hubo 100,000 arrestos menos.

“Durante los últimos cuatro años, la ciudad más segura de Estados Unidos ha alcanzado niveles históricos de seguridad, y gracias a nuestra visión policial en los vecindarios, hemos creado una nueva era de confianza y cooperación entre la policía y las comunidades que ellos protegen”, comentó De Blasio. “Las estadísticas son impresionantes, pero la realidad de las personas es lo que realmente nos importa. Cada uno de esos números representa una madre, un padre, un hermano, un amigo querido, que regresan seguros o casa, o un crimen que no ocurrió o un vecindario que se siente seguro”.

El Alcalde destacó de paso que la policía también ha emitido muchos menos tickets, usado la fuerza en menos instancias y vastamente ha disminuido ‘stop and frisk’, que se ha reducido en más de un 90%.

Dermon Shea, director de la unidad de estrategias de control de crimen del NYPD, agregó que el programa de “policía comunitaria”, combinado con otras iniciativas, sigue encaminado a generar mejores resultados.

“La precisión policial es un buen ejemplo de describir lo que hacemos. Se trata de detalles precisos del trabajo policial. Identificamos un patrón criminal antes de que estalle en una ola criminal”, mencionó el funcionario.

Asimismo, Nilda Irizarry Hofmann, quien recientemente fue promovida como jefe de Asuntos comunitarios del NYPD, y es una de las hispanas de mayor rango en la institución, destacó que los agentes están comprometidos en mostrarle a los neoyorquinos un lado diferente de la Policía. “Les mostramos que nos importan y que también somos neoyorquinos igual que ellos”, dijo.

Además del programa “policía comunitaria”, el NYPD destaca que labores de Inteligencia, contraterrorismo, uso de tecnología, entrenamientos de sus uniformados y la cooperación con otras agencias de seguridad, han contribuido a mantener a Nueva York como la ciudad más segura del país.

Josmar Trujillo .Activistas denuncian vigilancia ilegal del NYPD.
Josmar Trujillo .Activistas denuncian vigilancia ilegal del NYPD.

A pesar de los logros presentados por las autoridades en materia de seguridad y los avances del plan de policía comunitaria, activistas como Josmar Trujillo, organizador del grupo “Coalition to End Broken Windows”, no creen en el informe y asegura que la uniformada continúa señalando a comunidades vulnerables.

“El plan de policía comunitaria es un espectáculo”, comentó el activista. “Preguntar al público por las quejas que debe atender la policía, es otro nombre para la vigilancia de ‘ventanas rotas’, que señala a negros y latinos por crímenes menores, agregó el joven, quien no da crédito a las labores de la uniformada.

“El crimen ha disminuido en la ciudad de Nueva York durante 25 años, sin importar lo que haya hecho la policía. En todo caso, las bajas cifras de delincuencia deberían hacernos preguntarnos por qué tenemos tantos policías, más que cualquier ciudad en Estados Unidos”, dijo Trujillo. “Lo que el público quiere es rendición de cuentas, comenzando con el despido de policías que brutalizan y matan a neoyorquinos negros y latinos”.

Loyda Colon, de la organización Communities United for Police Reform, reconoció que la reducción en los índices de criminalidad es algo positivo, pero también lanzó sus críticas al NYPD, negando que su gestión haya sido la clave de esos logros.

“La economía, las organizaciones comunitarias y las inversiones en salud holística de las comunidades, incluido el trabajo de los interruptores de violencia y muchos otros refuerzos comunitarios, son responsables y merecen crédito, no ser marginados”, comentó la activista. “Es falso y simplemente propaganda para el Departamento de Policía de Nueva York afirmar que una ‘mejora en las relaciones entre la policía y las comunidades’ y ‘la policía del vecindario’ son responsables de la disminución de las tasas de criminalidad cuando ha existido la tendencia a la delincuencia desde hace años”.

Colon agregó que el NYPD sigue marginalizando a neoyorquinos vulnerables con su “política abusiva y discriminatoria” . “Las comunidades y las familias aún sufren que el NYPD se niegue a abordar sus fallas de rendición de cuentas, lo que permite a los policías maltratar y matar, permanecer en la fuerza con salarios y beneficios financiados por los contribuyentes y participar en nuevos abusos”.

El colombiano Andrés Hernández se sumó al clamor de los activistas, y dijo que para que haya mejoras creíbles en el trato de los uniformados a la comunidad, es necesario manejar una actitud crítica y no “romántica” de la situación.

“La policía siempre va a querer pintarnos pajaritos de oro, mostrando que todo está mejor, y está bien reconocer que hay menos homicidios, pero es evidente que sigue habiendo abusos en las comunidades más pobres y de eso también ellos debería hablar”, concluyó.

El concejal de Brooklyn Rafael Espinal, admitió que las relaciones comunitarias con la policía han mejorado enormemente en los últimos cuatro años, pero a su vez destacó que la uniformada tiene que seguir mejorando en varios aspectos.

“Cuando la comunidad trabaja con la policía, esa confianza ayuda a la policía a identificar dónde están los problemas reales y a medida que mejoren las relaciones, espero que la delincuencia siga disminuyendo”, dijo el líder político. “La policía necesita continuar sus esfuerzos para suavizar su imagen y asegurarse de que no se violen los derechos de los residentes. Las nuevas cámaras corporales se están desplegando y cuando todos los recintos policiales tengan acceso a ellas, creo que se generará más confianza entre ambas entidades”.

Datos de criminalidad en Nueva York

  • 96,654 fue el total de acciones delictivas que hubo en 2017
  • 5,200 tiroteos se registraban en NY semanalmente en los 90’
  • 998 tiroteos se registraron en 2016
  • 789 tiroteos se presentaron en 2017
  • 292 asesinatos se registraron en 2017
  • 56 de 77 precintos han implementado programas de policía comunitaria
  • Los menores índices de crimen desde 1951
  • Los menores niveles de robos desde 1965
  • 94.3 % se redujeron los robos a edificios desde 1950
  • 96.1% se redujeron los robos de autos