Si ahorras para retirarte o estudiar: calma ante la tormenta en Wall Street

Cualquier cuenta de ahorro para la pensión o para los estudios universitarios se debe mirar a largo plazo
Si ahorras para retirarte o estudiar: calma ante la tormenta en Wall Street

Quienes tienen un 401(k) no deberían sufrir mucho por los números rojos que se ven en Wall Street a pesar de lo aparatosos que suenan los descalabros de los últimos días. De hecho, tras fuertes bajadas, el martes, a cierre de esta edición, tras la caída de 1,170 puntos del día anterior, el índice Dow Jones cerró con un alza de 567,02,  un 2.3% más.

El avance del Nasdaq fue del 2.1% y el del  S&P500 de un 1.7% más.

Si está en la edad de empezar a retirar dinero de su 401(k) o IRA quizá este momento de volatilidad puede ponerle nervioso porque se acuerde de las pérdidas de quienes se retiraron durante la Gran Recesión. Pero no se debe entrar en pánico.

Para tener todo en perspectiva, la racha alcista de los mercados que comenzó en marzo de 2009 es la segunda más larga de la historia.

Cualquier cuenta de ahorro para la pensión o para los estudios universitarios solo se puede contemplar como una cuestión de largo plazo porque los mercados suben, como nos hemos acostumbrado estos últimos nueve años, pero también bajan. Y pese a las alzas de ayer, se deben esperar más movimientos hacia abajo.

Pero ¿por qué esas pérdidas? La economía va bien ¿no?

La economía lleva años creciendo y no ha dejado de hacerlo. El PIB avanza y no solo en EEUU sino en la mayor parte de los países desarrollados. Desde Asia hasta América pasando por Europa. Además, el desempleo en EE UU ha bajado hasta unos porcentajes que hacen pensar en el pleno empleo. Es algo que está forzando a los bancos centrales a eliminar las políticas de crisis que pusieron en marcha para combatir la Gran Recesión.

Eso significa que están subiendo las tasas de interés y tratando de eliminar el dinero puesto en circulación para animar la economía. La Fed ya ha subido tasas varias veces y ha señalado su intención de volverlo a hacer. Con ello se encarece el dinero, algo que no gusta en unos mercados acostrumbrados a manejarse en un ambiente de bajo costo del capital.

El problema es que en el último informe de empleo se mostró que la largamente subida de salarios podría llegar y eso dispara las alarmas sobre una posible inflación. Cuando hay dinero para gastar, suben los precios, de la misma manera que bajan cuando no lo hay.

Si sube la inflación, la Fed podría verse obligada a subir las tasas por encima de lo anticipado o más rápidamente. A los inversionistas en los mercados, que operan con escenarios futuros, no les gusta que suban las tasas y con ello el precio del dinero.

Además del escenario futuro de una posible subida de salarios hay otro con efectos inflacionistas. La reforma tributaria conservadora y los recortes de impuestos temporalmente.

Normalmente una rebaja de impuestos se termina trasladando en mayor dinero en el bolsillo de los consumidores. Es algo positivo cuando hay que estabilizar o estimular a la economía, pero cuando esta funciona sin estímulos fiscales, como ocurre ahora, este dinero de más desata fuertes presiones inflacionistas.

Adicionalmente, el costo para el Estado de estas rebajas — que son permanentes para las corporaciones– va a profundizar el déficit que podría llegar al billón de dólares el año que viene. Esto va a forzar al Gobierno a tomar más dinero prestado en los mercados y cuanto más demanda hay por dinero más hay que pagar por ello. Es decir, que los intereses subirán y el dinero que vaya a la deuda del Gobierno no irá al sector privado.

De nuevo un escenario de encarecimiento del dinero y que los mercados no suelen disfrutar.

No obstante, conviene recordar que los mercados no son la economía, aunque esta informa de muchas de las cosas que ocurren en el parqué.

¿Es buen momento para abrir una cuenta de ahorro?

Las caídas son oportunidades. Empezar ahorar con inversiones en un mercado alcista durante tantos años es empezar desde muy arriba. De hecho, muchos inversionistas dicen que hay que comprar en los mercados de valores cuando hay una bajada para comprar más barato. “Buy the dip“. Lo difícil es saber cuándo se toca fondo.

No obstante, para quienes aún tienen muchos años por delante antes de retirarse, cualquier momento es bueno para abrir un IRA o 401k. Y verán subidas y bajadas en el largo plazo que son totalmente normales.

Esto me pone nervioso/a, ¿Qué debo hacer?

No hay que mirar las inversiones todos los días pero si hay que reorganizarlas con el tiempo.

Cuanto más joven se es, más renta variable (acciones) se aconseja tener porque se mueven más deprisa que la renta fija. Cuanto mayor se hace el titular del 401k o IRA, mejor es ir cambiando la cartera de inversión para tener más bonos y con ello más estabilidad. Se trata de pasar de una cartera más agresiva (que crezca más con riesgo de perder) a una más conservadora para mantener ganancias de muchos años.

¿Entonces no hay que mirar al Dow Jones todos los días?

No. El Dow Jones es tan mediático como exagerado. Es un índice excesivamente volátil porque depende de apenas un número de valores. Si a Apple le va muy mal un día por la razón que sea en la Bolsa, el Dow Jones tenderá a la baja porque se rompe rápidamente el equilibrio de los valores que lo componen.

Además, con casi el 90% de la intermediación hecha por computadoras y complejos algoritmos, todos los movimientos al alza y a la baja se convierten en exagerados como se está viendo estos días.