JPMorgan Chase activa un fondo para empresarios minoritarios en el Sur del Bronx

La iniciativa desarrollará productos de crédito flexibles
JPMorgan Chase activa un fondo para empresarios minoritarios en el Sur del Bronx
La falta de preparación para solicitar asistencia financiera afecta el crecimiento de los pequeños negocios.

JPMorgan Chase va a destinar dos millones de dólares a un fondo con el que se proveerá acceso a capital y asistencia técnica a pequeñas empresas cuyos propietarios son minorías.

Este fondo, Entrepreneurs of Color, se puso en marcha en Detroit con $6.5 millones hace dos años y desde entonces ha prestado o aprobado para su préstamo $4.7 millones a 45 pequeños negocios que sustentan 600 empleos.

En el Sur de El Bronx el 80% de los pequeños negocios están en propiedad de latinos y afroamericanos que en muchas ocasiones tienen problemas para lograr los recursos que les permitan avanzar. En la comunidad latina, la falta de financiación –por la poca disposición de la banca a conceder préstamos o por la falta de preparación para solicitarlos por parte del empresario–, es uno de los motivos que Stanford University ha detectado como un problema para el crecimiento de estos negocios.

El banco ha cerrado una sociedad con dos Instituciones Financieras de Desarrollo Comunitario (CDFI), Excelsion Growth Fund y Acción, para diseñar soluciones financieras específicas y flexibles para los negocios de este área de Nueva York. A la vez se pone en marcha otro similar de $3.1 millones para San Francisco. Según explicaba Janis Bowdler, Responsable para Pequeños Negocios y Desarrollo Comunitario de la Global Philanthropy de JPMorgan Chase, “durante los primeros cuatro o seis meses vamos a escuchar qué necesidades hay para empezar el proceso de préstamos en el verano”.

Bowdler explica que en la banca tradicional, y también entre los CDFI, hay una serie de tipos de préstamos que se pueden hacer pero que muchos negocios no cualifican para estos por eso se van a desarrollar programas de préstamos específicos. “Los vamos a crear según vamos avanzando, por ejemplo sabemos que muchos contratistas no tienen suficiente capital para participar en contratos y eso es algo en lo que podemos ayudar, igual que a restaurantes, empresas de limpieza, cada uno con una necesidad distinta”.

“Sabemos en El Bronx están subiendo los alquileres y que muchas personas no tienen estabilidad en su lease. Así es difícil que se preste dinero”, explica Bowdler que indica que a problemas como este “no se le pueden aplicar soluciones viejas” y por ello se va a ser flexible.

Esa flexibilidad se aplicará por ejemplo a las cantidades, que pueden ser muy pequeñas y que los bancos no suelen considerar, o con respecto al tiempo. “La mayoría de los préstamos que se conceden suelen ser de un mínimo de cinco años y eso no es algo que necesite una empresa de catering, por ejemplo, que precisa un empuje en su working capital durante una temporada alta”, sugiere esta directiva de JPMorgan Chase.

También se prestará atención a la historia crediticia y los avales. Bowlder explica que en Detroit se han dado un buen número de créditos a personas sin colateral o con una calificación de crédito escasa y solo ha habido un caso de impago.

Los préstamos no son solo para invertir sino para ganar una estructura que pueda ayudar a conseguir otros créditos de mayor capital y se espera atraer más capital a los CDFI.