Mellizos detenidos en El Bronx por terrorismo se declaran inocentes

El NYPD confirmó que Christian y Tyler Toro, a quienes les hallaron materiales explosivos, son hispanos nacidos en Estados Unidos. Tendrán la audiencia preliminar del caso el 19 de marzo
Mellizos detenidos en El Bronx por terrorismo se declaran inocentes
Los hermanos Christian y Tyler Toro.
Foto: NYPD

Los hermanos mellizos Christian y Tyler Toro, detenidos el jueves en la noche en El Bronx y señalados de fabricar materiales explosivos, se declararon inocentes cuando fueron presentados ante la jueza, Debra Freeman, quien programó una próxima audiencia para el 21 de febrero, en la se determinará si Christian puede recibir el beneficio de fianza. Aún no se ha programado una audiencia de fianza para su hermano Tyler. La audiencia preliminar del caso será el 19 de marzo.

El NYPD confirmó que los jóvenes, de 27 años, son hispanos nacidos en Estados Unidos.

El fiscal Geoffrey Berman explicó que Christian está acusado de dos cargos por fabricación ilegal de un dispositivo destructivo y distribución de materiales explosivos a un menor. Por su parte, Tyler Toro está señalado de fabricación ilícita de un dispositivo destructivo.

Tras el arresto de los sospechosos, el alcalde Bill de Blasio agradeció la pronta reacción de las autoridades y la directiva de una escuela de Manhattan donde Christian del Toro trabajaba como maestro, aunque advirtió que no han encontrado indicios que demuestren que haya una amenaza de ataque real para la Gran Manzana ahora mismo.

“Tenemos que ser claros en este momento, a pesar de que este fue un caso inquietante, de lo que sabemos en este punto, las personas involucradas han sido detenidas, y una vez más, esta es información preliminar, pero no hay una amenaza inminente adicional dirigida a la ciudad de Nueva York en este momento”, comentó De Blasio, quien sin embargo pidió a la comunidad que denuncie cualquier actividad sospechosa que vea.

Y al ser preguntado sobre si los mellizos estarían planeando un ataque solos o bajo conexión con algún grupo terrorista, el comisionado del NYPD James O’Neill recalcó: “Nuevamente, esta es una parte preliminar de la investigación. Eso no ha sido determinado todavía”.

‘Si ven algo, digan algo’

“Este es un momento para recordarles a todos los neoyorquinos, recordarle a todos la idea de que ‘si ven algo, digan algo’; es más pertinente que nunca. Recibimos recordatorios diarios de las amenazas contra nosotros, pero lo que estamos viendo aquí en este caso ya es que algunas buenas personas se adelantaron con información y esa información fue crucial para las autoridades”, enfatizó el Alcalde. “Solo quiero instar a todos, si en algún momento, sin importar dónde se encuentre, sin importar lo que esté haciendo, tiene información que le resulta inquietante, ve algo sospechoso, se presente ante la policía, porque uno nunca sabe si ese pudiera ser el momento para ayudar a salvar una vida”.

De Blasio destacó que la detención de los hermanos Toro es un ejemplo más del trabajo conjunto que el NYPD realiza constantemente con el FBI, la Ciudad y varias agencias federales para mantener segura a Nueva York.

William Sweeney, director asistente del FBI, destacó también que no hay información previa que señale que los hermanos hayan estado involucrados en acciones recurrentes. “Continuaremos revisando la evidencia que obtuvimos esta mañana (el jueves). No tenemos indicios de que estas personas presenten una amenaza continua, pero no detenemos una investigación solo porque alguien está bajo custodia”, comentó el funcionario del FBI, al tiempo que hizo un llamado a la comunidad a que llamen a la línea 212-384-1000 y presionen el número 3 para suministrar información sobre los detenidos.

Así los descubrieron

El subcomisionado de Inteligencia y Contraterrorismo del NYPD, John Miller, explicó a su vez que tras una amenaza de bomba el pasado 4 de diciembre en una escuela del Upper Manhattan, se inició la investigación, y luego de revisarse una computadora del maestro, se encontró un documento sobre instrucciones para armar bombas, lo que amplió las averiguaciones. Agentes policiales entrevistaron a varios estudiantes de esa escuela, y dos de ellos dijeron que habían recibido instrucciones para separar componentes de fuegos artificiales y separar pólvora, por lo que recibieron $50 dólares por hora.

Miller manifestó además que ninguno de los mellizos estaba en el radar de las autoridades previamente y dijo que no tenían antecedentes criminales que precedieran a esta investigación.

Durante las pesquisas de los agentes en el  apartamento de los hermanos Toro, en El Bronx, encontraron cerca de 15 kilos de distintos materiales y precursores para fabricar explosivos, así como un diario con anotaciones misteriosas que incluían amenazas que aun se están tratando de descifrar como una tarjeta manuscrita en la que se leía: “Con la luna llena los pequeños conocerán el terror”.