Día Internacional de la Mujer: Igualdad de oportunidades sigue pendiente

Para abrirse camino las mujeres piden una ruta que esté tan abierta como lo está para los hombres y que se disipen las dudas sobre su capacidad
Día Internacional de la Mujer: Igualdad de oportunidades sigue pendiente
Marilyn Rivera, una de las pocas mujeres que ejerce su trabajo en una portería.
Oportunidad es una de las palabras y uno de los conceptos que más se oye entre las mujeres o se deduce de su conversación cuando hablan de lo que piden para avanzar en la búsqueda de la igualdad de género.
La disparidad de salarios por razón de género sigue siendo una lucha pero también lo es el hecho de tener que buscar el papel laboral, social y político que corresponde a la mitad de la población en sociedades cuyos sistemas sociales y laborales han acomodado tradicionalmente mejor a los hombres. En esos sistemas, las oportunidades no se presentan a las mujeres igual que a los hombres.
Muchas están avanzando pese a todo. Eso las hace singulares porque el camino es aún estrecho y la mayoría de las mujeres no lo pueden recorrer o no pueden hacerlo sin encontrarse con incontables escollos.
En El Diario hemos pedido a cinco latinas que nos digan qué obstáculos se han encontrado en sus carreras o vidas por ser mujeres y qué esperan del futuro en este Día Internacional de la Mujer.

Marilyn Rivera

Quienes están en el poder deben estar abiertos a escuchar

Marilyn Rivera, una de las pocas mujeres que ejerce su trabajo en una portería./Cortesía

Marilyn Rivera es puertorriqueña, tiene 60 años y trabaja como doorwoman en un edificio de Murray Hill 

¿Qué obstáculo ha tenido en su carrera, meta o trabajo por ser mujer?

Nunca he tenido problemas, no me ha resultado difícil trabajar con tantos hombres. Creo que siempre podemos aprender los unos de los otros. Tenemos un ambiente familiar en mi edificio y nos preocupamos el uno por el otro. A veces las personas se sorprenden de ver a una mujer como portera, no necesariamente de forma negativa. Pero a veces dicen: “Guau, casi nunca me he encontrado con una mujer que es portera”. Con mi sonrisa amplia, mi estatura de cuatro pies y 11 pulgadas se eleva a seis pies. Doy la bienvenida a todos los que entran en mi edificio con respeto, y lo recibo a cambio. He tenido la suerte de poder formar parte de un equipo que me muestra respeto y eso es lo que recibo.

¿Qué espera que cambie para la mujer en cinco años?¿Dónde quiere ver el avance?

Veo que habrá un cambio muy grande. Los rangos de las mujeres seguirán incrementando y podrán hacer trabajos que otros hombres hacen, recibiendo el mismo salario, en puestos de igualdad y sin miedo. No dejé que nada se interpusiera entre mí y mis objetivos, y espero que más mujeres tengan esa oportunidad. Las mujeres muestran más fuerza y ​​capacidad para seguir adelante con sus sueños. Ahora, los que están en el poder deben estar más abiertos a escuchar y compartir diferentes ideas y a imaginar diferentes tipos de trabajadores. En cualquier campo que sea. Veo a más mujeres entrar en mi campo. Después de 25 años, sigo diciendo lo mismo: me encanta mi trabajo y como a mí me encanta tratar con gente este tipo de trabajo me cae como anillo al dedo. Y podría ser perfecto para muchas otras mujeres también.

Carmen de la Rosa

Hay que acabar con las dudas sobre la capacidad para ejercer la política

Carmen de la Rosa, asambleísta en Albany./Ramón Vera

Carmen de la Rosa, de 32 años es asambleísta estatal desde 2017, una de las únicas tres asambleístas hispanas en Albany.

¿Qué obstáculo ha tenido en su carrera por ser mujer?

El principal siempre ha sido enfrentar la percepción que todavía tienen algunas personas sobre la mujeres, en el sentido de creer que no tenemos las mismas capacidades que los hombres, más para asumir cargos políticos. En mi caso pensar que tal vez no iba a aguantar la presión por ser madre y tener una hija pequeña, pero por fortuna he contado con ayuda y he podido lograr un balance para demostrar que esas percepciones son equivocadas. Al mismo tiempo puedo seguir trabajando con pasión por mi comunidad y beneficio a mi hija para que con el ejemplo pueda empoderarse y ser en el futuro una mujer independiente y segura de sí misma. Otro de los obstáculos que tenemos las mujeres es el tema de los salarios, pues todavía hay una brecha enorme que debemos cerrar.

¿Cómo ve el rol o la situación de la mujer de aquí en cinco años?

Veo una mejor situación en la que habremos ganado más espacios, aunque sé que en cinco años no podremos alcanzar la victoria total para que haya equidad, igualdad y el mismo respeto. Pero veo a mujeres más valoradas, que no son juzgadas en sus sitios de trabajo por ser mujeres ni acosadas. Me gustaría poder ver a más mujeres en posiciones altas como la que tiene la Defensora del Pueblo, Letitia James. Tal vez me gustaría ver una mujer alcalde, ver a alguna mujer que se lanzara por la Gobernación del Estado y por qué no, que en el 2020 haya una primera mujer presidente en Estados Unidos y que haya más congresistas y legisladoras. Creo que debemos seguir luchando para dar más apoyo a otras mujeres para que lleguen a cargos altos. Quiero ver a las mujeres rompiendo el techo y llegando cada vez más lejos.

Victoria Flores

“Cuando avanzamos nos ayudamos todas”

Victoria Flores es cofundadora de Lux Beauty Club, una empresa que vende extensiones de cabello directamente al cliente y en la Red. /A.B.N.
Victoria Flores, es la cofundadora de una empresa de belleza y ha cerrado una primera ronda de captación de capital para crecer.
¿Qué es lo que más le ha dificultado en su meta/carrera el hecho de ser mujer?
 Para mi, la dificultad ha sido conseguir dinero para mi negocio. La mayoría de los inversionistas son hombres y, claro, les gusta dar dinero a fundadores de negocios que se parecen más a ellos(1). Además el mercado de la belleza no lo entienden muy bien y no entienden que la mujer pagaga un ojo de la cara por ello. Como latinas tenemos que crear nuestra propiar red para avanzar porque cuando avanzamos nos ayudamos a todas.

(1) De acuerdo con la base de datos PitchBook el año pasado los equipos de empresarias (100% mujeres) recibieron el 2.2% del total del capital necesario para crear empresas y crecer por parte de inversionistas.

 ¿Qué espera que cambie para la mujer en los próximos cinco años?¿Dónde quiere ver el avance?
En este nuevo ambiente de #metoo ya nos están oyendo. Mostramos que tenemos negocios e ideas, que no solamente queremos hacer mucho dinero –para lo que trabajamos tan duro–, sino que además podemos también cambiar el mundo. Y es un ejemplo extraordinario para las generaciones futuras, incluyendo mi hija. Nos tenemos que apoyar para avanzar. En algún momento me gustaría votar por una latina para que sea presidenta.

Haydée Reynald

“Siempre me han alentado otras mujeres”

 

Haydée Reynald, cree que las mujeres no tienen que esperar a que los hombres les abran el camino./Cortesía

Haydée Reynald, es una costarricense de 55 años que trabaja en el servicio de limpieza de Stuyvesant High School.

 ¿Qué es lo que más le ha dificultado en su meta/carrera el hecho de ser mujer?

He experimentado discriminación en un campo dominado por los hombres como mujer y como minoría, por ser costarricense y negra. Llevo años trabajando como limpiadora en Stuyvesant High School, pero a veces he tenido que luchar para lograr el respeto que merezco. Cuando mis supervisores han querido que cambie mi horario porque viene alguien importante a visitar la escuela, como la canciller, yo lo hago con gusto. Pero si pido cambiar mi horario para atender alguna cosa, me lo dificultan, a pesar de que siempre hago mi trabajo con esmero. A lo largo de los años han comprobado lo duro que trabajo y lo que aporto al equipo. Pero una sigue empujando, para salir adelante.

¿Qué espera que cambie para la mujer en los próximos 5 años?¿Dónde quiere ver el avance?

Yo quisiera ver que las mujeres tengan mas oportunidades de demostrar que pueden hacer cualquier trabajo que se propongan. Que los jefes y dueños no nos pasen por alto cuando estan contratando para cualquier trabajo, porque consideren que este es trabajo de hombres y no de mujeres. El trabajo de limpieza en las escuelas es fuerte, y trabajamos a la par de los hombres. Y quiero ver que las mujeres nos apoyemos más entre nosotras. Las que siempre me han alentado son otras mujeres – en mi familia, en mi trabajo, y en mi union. Cuando no pienso que puedo hacer algo, me dicen, tu puedes. Y siempre tienen razón. No tenemos que esperar que los hombres nos den el espacio, sino reconocer que somos poderosas, que tenemos la capacidad de mantenernos firmes. 

 

Carlina Rivera

Cuestionada pese a los logros

 

Carlina Rivera, tiene una larga trayectoria de voluntariado en el Lower East Side./Cortesía

Carlina Rivera, de 34 años, es concejal del Distrito 2 desde enero y presidenta del Comité del Sistema Hospitalario del Concejo Municipal. Es una de las dos únicas mujeres latinas en ese órgano legislativo

¿Qué obstáculo ha tenido en su carrera por ser mujer?

He experimentado desafíos significativos en mi carrera, en particular el pago justo y el reconocimiento de mis logros. Como candidata los dobles estándares eran evidentes. Mis aptitudes y habilidades fueron cuestionadas, más que en el caso de los otros candidatos con menos experiencia. Aunque hemos progresado en los sectores privado y público, las mujeres seguimos siendo objeto de discriminación y acoso.

 ¿Cómo ve la situación de la mujer de aquí en 5 años?

Nos encontramos en un punto crucial en nuestro movimiento por la equidad. La representación no está donde debería estar, pero sé que mi responsabilidad es encontrar y cultivar e impulsar a las mujeres en liderazgo y apoyar a aquellas que no tienen una voz. Compartir mi experiencia va a ser importante y seguir abogando por una ciudad más justa para las personas es algo en lo que trabajo todos los días.