Día Internacional de la Mujer: “Nunca me dejé llevar por las dudas de otros”

Una de las comisionadas latinas de la Administración de NYC, Lisette Camilo, aconseja a las féminas que no presten atención a quienes duden de que pueden hacer lo que se propongan
Día Internacional de la Mujer: “Nunca me dejé llevar por las dudas de otros”
Lisette Camilo, Comisionada del Departamento de Servicios Administrativos de la Ciudad, DCAS./Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

La de Lisette Camilo es la última de la fila de fotos de comisionados que adorna la entrada del Departamento de Servicios Administrativos de la Ciudad, conocido por su acrónimo en inglés, DCAS. Esta hija de dominicanos, criada en Washington Heights, es comisionada de una agencia clave en la coordinación y funcionamiento de las administraciones de la ciudad pero ella es la primera latina.

Licenciada en derecho, Camilo lleva años dedicada al servicio público en la ciudad aunque empezó su vida laboral trabajando como asesora legal en el sindicato Unite Here Local 100 y en una firma como abogada de inmigración.

En el Día de la Mujer Camilo explica que como ha encontrado en la Administración “apoyo y respaldo para poder hacer el mejor trabajo que puedo”. Además, explica, “he tenido la fortuna de  tener supervisores, gestores que han reconocido mi trabajo, que me gusta aprender, que me adueño de lo que hago y por ello he tenido la oportunidad de superarme”.

P. A muchas mujeres les faltan referencias y mentores en puestos altos ¿Es su caso?

 

R. He tenido mucha fortuna en ese sentido. Antes de llegar a ser comisionada de DCAS he trabajado en otros departamentos y he tenido muchas supervisoras mujeres. He trabajado para Christine Quinn y mi supervisora directa era mujer. El Gobierno, como empleador, creo que está por delante del sector privado. Y en esta agencia ha habido mujeres comisionadas antes.

 

Comisionada de DCAS, Lisette Camilo en su oficina.

 

P. ¿Qué cree que necesitan ver las adolescentes en mujeres en posiciones de liderazgo como la suya?

R. Leí en una entrevista a la magistrada del Tribunal Supremo Ruth Bader Ginsburg que cuando ella comenzó su carrera legal casi no había mujeres y que, a veces, una debe ser un poco sorda y no poner atención a lo que dicen otros. No oír mucho de lo que dicen sino mantenerse enfocada en la meta que se tiene y hacer el trabajo lo mejor que uno puede. Hay que conocer a gente, hablar y desarrollar relaciones beneficiosas sin abandonar la dirección que se toma. Creo que yo hice eso sin pensarlo tan directamente. Nunca me dejé llevar por las dudas de otros, nunca me dejé desviar de mi camino porque algo era difícil. Si las cosas son difíciles, al menos hay que intentarlo. Esa es una características de las mujeres que llegan a lugares altos, no permiten que otros les pongan obstáculos, y si se tropieza en ellos, hay que levantarse y seguir. No hay que darse por vencidos ni descentrarse por fracasos.

P. Las latinas ¿Tienen que ser más sordas?

R. Creo que si. Hay prejuicios aún y hay que ser un poco sorda, seguir adelante, saber lo que uno tiene dentro y si hay que hacer una pregunta para aclarar algo por el camino, hacerla.

P. El hecho que la anterior presidenta del Concejo haya sido una mujer latina (Melissa Mark Viverito) ¿ha elevado el perfil de las posibilidades de las mujeres latinas?

R. Claro que si. Cuando estudiaba en la Universidad nunca veía a latinas en papeles de líder. Yo no pensaba que con el tiempo iba a ver lo que ocurre. Cada vez somos más y más y eso llena de esperanza a las mas jóvenes y las personas que están considerando qué quieren hacer. Ver a alguien que se parece a una, que tenga una historia semejante a una lleva a despejar cualquier duda de que hay algo que no se pueda hacer por el hecho de ser latina. Y con el tiempo se va a mejorar.

P. ¿Cómo ve el futuro de las latinas en NY?

R. No hay duda que va a haber mucho éxito, yo llevo 10 años trabajando para el Gobierno y cada año hay más latinas, más de nosotras comenzando en niveles medios. Son inteligentes y están muy motivadas para hacer cambios en nuestra comunidad. Es algo que me llena de orgullo y felicidad porque cada año veo a más y más latinas en oficinas y trabajando por causas bien importante para nuestra comunidad.

P. ¿Qué aportan las latinas a la Administración?

Hay muchos estudios que afirman que las organizaciones que son exitosas son las mas diversas. Los distintos puntos de vista que se juntan a resolver un problema siempre son mas exitosos porque consideran distintos datos, experiencias, puntos de vista. Cuando el Alcalde  dice que quiere un gabinete diverso es por eso, además, esta ciudad es mayoritariamente de minorías y esa diversidad de opinión afecta necesariamente a las decisiones políticas que tomamos e implementamos.

“Los encargados de que todo funcione”

El DCAS es el departamento que provee de servicios administrativos a toda la ciudad. Son los que administran el servicio de recursos humanos y gestionan los exámenes para acceder a puestos en la ciudad. Gestionan la cartera de propiedades de la ciudad y los alquileres además de mantener los edificios y gestionar un programa de energía (eficiente) para todos los edificios de la administración de la ciudad. Tiene una plantilla de 2,200 personas entre abogados, arquitectos, ingenieros, profesionales plomeros, electricistas, chóferes, limpiadores… “Somos un ejemplo de lo que es NYC”, afirma su comisionada