Cada vez menos elevadores operativos en el Subway

El presidente de MTA estuvo en el Ayuntamiento pidiendo fondos, si bien el subterráneo depende de la gobernación
Cada vez menos elevadores operativos en el Subway
El desempeño de los ascensores del subterráneo ha disminuido los últimos cinco años
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Viajar en silla de ruedas o con coches de bebé no es fácil en el transporte público de NYC, donde el desempeño de los ascensores del subterráneo ha disminuido los últimos cinco años, según datos de la propia MTA.

La operatividad de los 249 elevadores de toda la red del metro ha bajado de 97.3% (promedio en 2013) a 95.9% en 2017, encendiendo las alarmas. La meta es tener al menos 96.5%, detalló amNY.

A medida que el rendimiento de los ascensores se redujo, también aumentó el número de puestos vacantes para técnicos especializados en MTA: en 2017 la compañía tenía 397 empleados de mantenimiento de elevadores y escaleras mecánicas, frente a 505 plazas presupuestadas. Es decir, hay 21% de cargos vacantes en esa área, mucho más que en otros departamentos de MTA.

Aparentemente una de las razones es el auge de contratación de trabajadores de ascensores en el sector privado en toda la región de Nueva York, donde los salarios son mejores que en MTA. En el área metropolitana la contratación aumentó de un poco menos de 2.500 trabajadores en 2012 a unos 3.800 en 2016, según la Oficina de Estadísticas Laborales

Para 2016, había una diferencia salarial de $9 dólares por hora: $ 43.39 en el sector privado, en comparación con $34.50 en MTA.

En este panorama, el jueves el presidente de MTA, Joe Lhota, estuvo en el Ayuntamiento con la esperanza de que los legisladores presionen al alcalde de Blasio para que financie la mitad de su programa de acción de $836 millones dólares para mejorar el servicio.

Mientras las negociaciones presupuestarias continúan este año, Lhota espera obtener el apoyo del Concejo Municipal, que está disgustado por el estado del servicio subterráneo.

“Creo que se preocupan por sus electores, que son mis pasajeros” en el metro, dijo Lhota. “Entonces creo que compartimos mucho en común”.

Varios concejales que asistieron aprovecharon la jornada para arremeter contra la MTA, una agencia estatal supervisada por el gobernador Andrew Cuomo.

Las quejas se concentraron en falta de transparencia, responsabilidad y planificación a largo plazo para la mejora del servicio. El presidente del Concejo, Corey Johnson, abrió la audiencia reiterando su posición de que la ciudad sólo debería proporcionar fondos adicionales a la agencia con ciertas garantías: “transparencia completa” e “informes regulares”.