Detienen a tres hombres por atentado en mezquita de Minnesota

Uno de los sospechosos dijo a la Policía que trataban de asustar a los musulmanes fuera de Estados Unidos
Detienen a tres hombres por atentado en mezquita de Minnesota
Detenidos los sospechosos del atentado contra la mezquita de Minnesota.
Foto: Captura video YouTube

En agosto pasado, la mezquita de Minnesota fue bombardeada y ahora las autoridades acusan a tres hombres de zonas rurales de Illinois.

Uno de los sospechosos afirma que el ataque fue un intento de de crear miedo entre los musulmanes que viven fuera de Estados Unidos.

El Centro Islámico Dar Al-Farooq en Minnesota fue bombardeado instantes antes de las oraciones matutinas del pasado 5 de agosto. El ataque provocó un incendio y fuertes daños pero nadie resultó herido o muerto.

Las autoridades policiales también relacionan a los tres hombres sospechosos con un intento de bombardeo en contra de una clínica abortiva el pasado mes de noviembre, según informa Associated Press.

Uno de los acusados, Michael B. Hari de 47 años escribió un artículo en abril de 2017 explicando un plan con el que con 10 mil millones de dólares construiría el famoso muro del presidente Donald Trump que marcaría la frontera con México. Según explicó el plan fue generado a petición el presidente.

Los otros dos acusados han sido identificados como Joe Morris de 22 años y Michael McWhorter de 22 años. Todos los sospechosos son de Clarence, una comunidad rural de menos de 100 habitantes al norte de Champaign, Illinois.

La investigación centrada en estos tres sujetos comenzó en diciembre, cuando un civil envió fotos al aguacil local del interior de la casa de los padres de Michael B. Hari en el que se encontraban armas y material para fabricar bombas.

Las sospechas se cerraron mas sobre ellos cuando en enero un segundo informante acusó directamente a los tres hombres frente a las autoridades. Según la denuncia, el segundo civil informó del que estos tres sujetos habrían llevado a cabo el bombardeo en la mezquita y el intento de ataque en la clínica.

Finalmente, McWhorter presuntamente confesó al declarar a un agente del FBI que los tres acusados alquilaron una camioneta y condujeron cerca de 800 kilómetros hasta Minnesota con un plan para bombardear la mezquita. En esta declaración, confirmo que querían hacer saber a los musulmanes que no eran bienvenidos en Estados Unidos y alertan a los residentes de este índole para que salieran del país.