Alcalde pide leyes de tránsito más estrictas para evitar muertes en NYC

El pedido surge a tan solo días de que dos pequeños fueran arrollados en Brooklyn, aumentando a tres las fatalidades de niños en lo que va de año
Alcalde pide leyes de tránsito más estrictas para evitar muertes en NYC
El alcalde Bill de Blasio propone leyes estatales más severas contra conductores peligrosos.

Las muertes de tres niños a causa de conductores negligentes en lo que va del año en la ciudad de Nueva York, han incitado protestas de la ciudadanía y han sido más que suficiente para provocar una reacción firme del alcalde Bill de Blasio, quien este jueves propuso endurecer las leyes estatales para alejar a los choferes peligrosos de las calles.

El Alcalde anunció un paquete legislativo con el que la Ciudad busca expandir su programa de cámaras de control de velocidad, elevar multas y suspender la registración del vehículo de los infractores reincidentes, así como exigirles a los médicos que avisen al Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) sobre circunstancias que podrían provocar que un conductor pierda control de su vehículo.

“Si usted no maneja su auto adecuadamente, si maneja imprudentemente, usted tiene un arma en sus manos”, enfatizó De Blasio en una conferencia de prensa, en la que instó al Gobierno estatal a apoyar su propuesta. “Esto no puede ser un tema político, es un tema de vida o muerte, se trata de salvar vidas”.

De los niños fallecidos este años en la Gran Manzana, destaca el caso ocurrido la semana pasada en Brooklyn en el cual Abigail Blumenstein, de 4 años, y Josh Lew, de 1, fueron arrollados por una mujer mientras cruzaban una calle con sus madres. La conductora había acumulado desde 2016 cuatro citaciones de corte por pasarse el semáforo en rojo y manejar por encima del límite de velocidad en zonas escolares. La otra muerte ocurrió a fines de enero, cuando un hombre que manejaba un camión de gasolina a pesar de no contar con licencia para operar ese tipo de vehículos, atropelló a Kevin Flores, de 13 años, también en Brooklyn.

La organización Transportation Alternatives, que desde su fundación en 1973 lucha por mejoras de infraestructura para reducir accidentes de tránsito en Nueva York, aplaudió la iniciativa de De Blasio.

“Saludamos al Alcalde por tomar acción rauda y decisiva para evitar que estas tragedias vuelvan a ocurrir”, destacó Paul Steely White, director ejecutivo del grupo.

White agregó que tienen planes de hacerse oír en Albany, a donde piensan llegar a principios de mayo con padres y niños para exigir el apoyo del estado y encarar a los legisladores que se opongan a leyes más severas.

Hace cuatro años, De Blasio lanzó Visión Cero, un plan de acción para hacer frente a las muertes y lesiones graves de tránsito. Desde entonces, el número de muertes ha caído cada año, desde 299 en 2013 a 214 el año pasado. La cifra de peatones fallecidos el año pasado—101—fue la más baja desde que se tiene registro.

Como parte de Visión Cero, una campaña llamada Dusk and Darkness para crear conciencia y evitar accidentes en las horas del atardecer durante el otoño e invierno, también ha mostrado resultados positivo: Entre el 1 de noviembre y el 7 de marzo, las muertes de peatones bajó de más de 50 a 38 frente al mismo lapso de tiempo en 2016-2017.

Propuesta para cambiar ley estatal:

  • Expandir el programa de cámaras de velocidad en zonas escolares, que han demostrado ser herramientas importantes para reducir excesos de velocidad en 63%. El proyecto de ley autorizaría a la Ciudad a instalar cámaras en 150 zonas escolares más y revisaría la definición de zona escolar para permitirle al Departamento de Transporte atender violaciones de seguridad en calles cerca a una escuela en lugar de solo la calle exacta en la que un colegio está ubicado. Bajo la ley vigente, 75% de los niños que mueren o son heridos de gravedad en un accidente de tránsito es impactado en horas y lugares donde una cámara no puede ser activada.
  • Multas más severas. En la actualidad, pasarse la luz roja o violar los límites de velocidad captados en cámara acarrean una multa fija de $50. El alcalde propone elevar las multas por infracciones múltiples en un periodo de dos años. Así, para la tercera ofensa, el infractor pagaría una multa de $150 y para la sexta, la penalidad sería de $350 más la suspensión de la registración del vehículo.
  • Exigir que los médicos informen al DMV sobre eventos médicos específicos. Esta propuesta legislativa estaría dirigida a los conductores en mayor riesgo de perder el conocimiento o control de su vehículo, similar a una ley vigente desde hace mucho tiempo en el vecino Nueva Jersey y otros estados.