Los problemas que enfrentan inmigrantes hispanos para obtener la ciudadanía

Organizaciones como Servicios de Migración Católica y el NYLPI ayudan a procesos ante USCIS
Los problemas que enfrentan inmigrantes hispanos para obtener la ciudadanía
Abogados "pro bono" ayudan a inmigrantes a llenar el formulario N-400.
Foto: Cortesía

Después de 30 años de vivir en los Estados Unidos, Gerardo Sanclemente por fin podrá realizar su anhelo de convertirse en ciudadano estadounidense.

Este inmigrante colombiano, de 65 años de edad, ha vivido en el país con una Residencia Legal Permanente por la que aplicó su hermano, quien murió durante el proceso, por lo que Sanclemente tuvo que recibir una excepción por parte de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) para quienes aplican por una “green card”, pero sus patrocinadores fallecieron.

Ahora, ya sólo espera su entrevista para la naturalización, luego de cumplir los requisitos que establece USCIS, entre ellos el escaneo de sus huellas dactilares y la toma de fotografía, tras superar dos de los grandes problemas que enfrentan inmigrantes hispanos para el trámite: la falta de recursos económicos y un bajo nivel inglés.

Para llenar correctamente el formulario acudió a un taller de Servicios de Migración Católica, que cuenta con convenios con varias firmas de abogados que ofrece el servicio “pro bono”, como Abogados de Nueva York para el Interés Publico (New York Lawyers for the Public Interest/NYLPI, en inglés).

“Asistí a la clínica, los abogados, en entrevista personalizada, muy amablemente fueron haciéndome el cuestionario de la N-400, explicó Sanclemente en referencia al formulario oficial de USCIS y expuso que una de sus limitantes fue el costo, que actualmente es de $750 dólares. “La misma organización ayuda si hay problemas económicos, aplican para una ayuda (exención de pago)”.

Dicen los médicos y dicen bien: “Cada caso es un caso”, y esa misma teoría la aplica Annamaria Santamaria, del Programa Pro Bono del de NYLPI, la cual lleva tres años colaborando con estos proyectos de apoyo, donde han detectado otro problema: los antecedentes penales de los aplicantes.

“Vemos clientes en nuestras comunidades no tienen para pagar la cuota y es un gran problema, la cuota es alta y deben tener cuidado de cómo gastan su dinero… tratamos de resolver el problema con exención de cuotas”, indicó Santamaria en entrevista. “Otro problema son cargos criminales, por eso antes del taller es importante conocer si los tiene, poque queremos ver la circunstancias de esas personas, para que ellos puedan aplicar que si hay un cargo criminal y cómo se puede trabajar el abogado esa circunstancia”.

El apoyo legal se proporciona hasta el final de proceso. / FOTO: CORTESÍA

Confirmó que el tercer problema, aunque podría parecer menor, es el dominio del idioma, ya que muchas personas no se sienten con la confianza de enfrentar entrevistas con funcionarios migratorios.

“A veces sienten que no podrán hacer la entrevista, entonces socios hacen un referido a que esa persona empiece a tomar un curso de inglés y que se preparen y cuando se sientan más cómodos, más confiados, entonces podemos ayudarlos”, expuso.

Hasta ahora, NYLPI ha participado en 13 talleres con 313 abogados voluntarios de cuatro firmas de abogados -Arnold & Porter LLP, Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP, Fried, Frank, Harris, Shriver & Jacobson LLP, y Simpson Thacher & Bartlett LLP-, que han atendido a 550 personas a presentar sus aplicaciones ante USCIS y orientarlos hasta que concluya el trámite.

Ante la complejidad del proceso y para evitar errores, los inmigrantes deben realizar una entrevista previa y el dato de 1,370 dimensiona cuántos pueden aprobar ese primer paso.

Santamaria explicó que si el caso es simple, entonces la persona puede participar en el taller y continuar el proceso.

“Si hay una bandera roja en la biografía de la persona, la orientamos para que tenga una asesoría especial”, explicó la experta. “Realmente eso depende del caso, no se puede generalizar, porque es algo muy sensible, un abogado tiene que ver la historia y entenderla”.

Agregó que es importante que los inmigrantes intenten obtener la ciudadanía, la cual les dará mayores derechos.

“Creo que es muy importante ahora que estamos viendo un clima fuerte político y social, estamos viendo que nuestros inmigrantes están siendo atacados de muchas formas”, reconoció. “Las personas deben obtener sus derechos… para poder vivir sanamente aquí”.

Tal fue el caso de Gerardo, quien ahora se siente aliviado de terminar con este trámite y sentirse más protegido.

“Definitivamente recomiendo a las personas a que pidan ayuda, para que los oriente bien con el trámite y hasta con los pagos, si no tienen suficiente dinero”, expresó.

Para Nueva York

Los anteriores consejos aplican a inmigrantes de cualquier parte de los Estados Unidos, pero para quienes viven en la Gran Manzana y quieren obtener la ayuda de Servicios de Migración Católica y NYLPI, deberán:

  • Llamar al 212-225-4400.
  • Tendrán una primera entrevista para definir si pueden aplicar.
  • De aprobar ese primer paso serán inscritos en el taller correspondientes en una fecha y hora determinadas.
  • En caso de más dudas, pueden acudir al 191 Joralemon Street, Brooklyn, NY, 11201.
  • El próximo taller es el sábado 21 de abril de las 9:00 a las 5:00.