Trump quiere negar “green cards” y ciudadanía a inmigrantes que no hablen inglés

Foto: John Moore/Getty Images

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) afina el documento “Inadmisibilidad en terrenos de carga pública”, que establecería las reglas para negar a inmigrantes residencia permanente y ciudadanía.

Además de castigar a quienes soliciten algún tipo de beneficio federal, la administración del presidente Donald Trump busca que aquellas personas que no hablan inglés también sean consideradas “una carga pública”, lo que afectaría sus procesos ante Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

“El dominio del idioma inglés también es relevante para la determinación de la carga pública”, indica la página 89 del documento dado a conocer por el Washington Post. “La inhabilidad de hablar y entender inglés puede afectar adversamente si un extranjero puede obtener empleo”.

En la “Tabla 13”, el documento destaca la relación entre quienes obtienen beneficios federales, como ayudas para vivienda, salud, alimentos, transporte, entre otros, y su bajo nivel de inglés.

“Los datos… indican que las tasas más bajas de cobertura de efectivo y los beneficios no monetarios estaban entre los que hablaban inglés muy bien (1.6 por ciento y 16.2 por ciento, respectivamente)”, se expone. “Las tasas más altas se encontraban entre aquellos que no podían hablar Inglés (16.4 por ciento y 43.0 por ciento, respectivamente)”.

El DHS indica que eso se debe a que quienes no hablan inglés tienen pocas o nulas posibilidades de encontrar un empleo o tienen trabajos de bajos salarios, citando a la Oficina del Censo.

“De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo… las personas que hablaban un idioma distinto del inglés en el hogar tenían menos probabilidades de ser empleados, y menos probabilidades de encontrar trabajo a tiempo completo cuando empleado”, se explicó.

Aunado a ello se afirma que quienes hablan otro idioma en casa, en general tienen posiciones laborales con menor salario que quienes hablan inglés, citando un estudio de 2005.

“En promedio, los trabajadores que hablaban solo inglés ganaron $5,600 más que las personas que hablaban otro idioma”, expone. “Las personas que hablaban inglés ‘muy bien’ tenían ganancias más altas que las personas que hablaban inglés ‘bien'”.

El proyecto se asemeja a la propuesta legislativa que el Congreso mantiene en su lista de pendientes, pero este documento podría ser firmado como una orden ejecutiva o una serie de memorandos sobre nuevas condicionantes que no violan la ley de inmigración.