Despiden a pareja inmigrante que murió en accidente mientras huían de ICE

Santos Hilario García y Marcelina García habían ingresado ilegalmente a Estados Unidos desde México y trabajaban en los campos de California
Despiden a pareja inmigrante que murió en accidente mientras huían de ICE
Santos y Marcelina, de 35 y 33 años respectivamente, murieron en medio de una persecusión de ICE.
Foto: (Captura / Univision)

Las decenas de personas que se congregaron este lunes en la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe en Delano, en el valle central de California, esperan que la muerte de los esposos Santos Hilario García y Marcelina García, mientras escapaban de agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) no sea en vano.

“Marcelina y Santos eran duros trabajadores que solo querían mantener a su familia. Al igual que muchos otros inmigrantes, eran trabajadores agrícolas, personas que levantaron este país”, dijo Arturo Rodríguez, el presidente de  laUnión de Trabajadores Campesinos (UFW), a medios locales en medio de la ceremonia antes de despedir a los fallecidos.

Santos y Marcelina, de 35 y 33 años respectivamente, murieron en medio de una persecusión de ICE la mañana del pasado 13 de marzo. Ese día, oficiales de la agencia federal acudieron a la vivienda familiar bajo la sospecha de que en la residencia vivía un hombre, cuyo perfil se asemejaba al de un ciudadano mexicano que era buscado por ICE. En ese momento, Santos huyó con su esposa. Cuando los agentes detuvieron el vehículo, el conductor aceleró y se estrelló contra un poste de luz.

Los mexicanos emigraron de su país en 2003. Llegaron a trabajar a los campos agrícolas del valle central de California. Los hoy fallecidos ingresaron al país ilegalmente.

Sin embargo, no eran buscados por las autoridades por su estatus migratorio.

“Marcelina y Santos eran trabajadores que solo quería proveerle a su familia. Como muchos otros inmigrantes, eran trabajadores del campo- gente que vino a levantar a este país”, sostuvo Rodríguez.

La ceremonia ayer se realizó a, aproximadamente, cinco millas de donde los mexicanos, originarios del estado de Guerrero, murieron.

El consulado de México se encargará de cubrir los gastos para el traslado de los cuerpos a su país natal.

A la pareja le sobreviven seis hijos de entre las edades de los 8 a 18 años.