La economía de EEUU rebaja su ritmo de creación de empleo

En marzo hubo 103,000 puestos de trabajo nuevos

El comercio minorista perdió 4,000 puestos de trabajo./Archivo
El comercio minorista perdió 4,000 puestos de trabajo./Archivo
Foto: Aurelia Ventura

Frío, frío. Así ha llegado el informe oficial de empleo de marzo en lo que se refiere a la creación de nuevos puestos de trabajo.

El mes pasado se crearon 103,000 puestos netos, una cifra que está bastante lejos de las previsiones de los economistas que apostaban por unos 180,000.  A pesar de ello, la tasa de desempleo se mantiene en el 4.1% una de las más bajas de la historia reciente y la de los latinos en el 5.1%.

El enfriamiento en la creación de empleo neto en el mes pasado llega precedida de revisiones en los dos meses anteriores. En enero se crearon menos puestos de trabajo de los inicialmente contados (176,000 en vez de los 239,000 inicialmente estimados) y en febrero sin embargo se crearon 13,000 más de los 313,000 calculados.

Las cifras de meses anteriores tradicionalmente se recalculan con más datos en meses posteriores y de ahí los ajustes que se van procediendo cuando se completan todas las estadísticas. En el caso de enero y febrero combinados se crearon 50,000 puestos de trabajo menos de los calculados.

Elise Gould, economista con el Economic Policy Institute explicaba que buena parte de estas subidas y bajadas tiene que ver con el clima en gran parte del país que ha sido mucho más frío de lo normal para las fechas. “Febrero estuvo posiblemente animado por un clima relativamente bueno”, explicaba en una nota, “mientras que marzo ha sido más duro”. Gould señala que en el sector de la construcción, muy marcado por las temperaturas, en febrero hubo 60,000 contrataciones pero un mes más tarde apenas 15,000.

Otro sector donde tampoco ha ido muy bien las contratación ha sido el comercio al por menor donde se han perdido 4,400 empleos.

Gould dice que no hay que tomar este mal dato aisladamente y pensar que se inicia la cuesta abajo después de años de creación fuerte de empleo sino pensar que en los últimos tres meses como promedio se han creado 202,000 nuevos puestos de trabajo.

¿Y los salarios?

El crecimiento nominal (es decir, antes de descontar el efecto de la subida de precios o inflación) ha sido de 2.7% y para los trabajadores con trabajos que no requieren supervisión solo creció un 2.4%.  Hasta febrero, la inflación ha crecido en los últimos 12 meses a un ritmo del 2.2% (1.8% si se quitan elementos que varían mucho como los precios de la energía y la alimentación). Es decir, que los aumentos salariales siguen siendo muy limitados y débiles.

Los economistas siguen esperando que las empresas tengan que pagar más  por atraer y retener a sus empleados en unos mercados en los que empieza a ser complicado encontrar demandantes de empleo pero esto no está ocurriendo en todos los niveles ni siquiera tras la reforma fiscal que redujo la fiscalidad de las empresas.