Por la boca muere el pez: amenazas de Trump a “ciudades santuario” son usadas en su contra

El Departamento de Justicia quiere evitar que se tomen en cuenta las palabras del presidente
Por la boca muere el pez: amenazas de Trump a “ciudades santuario” son usadas en su contra
Trump ha atacado a ciudades santuario en Twitter y conferencias de prensa.
Foto: Michael Reynolds / EFE

Dice el dicho, y dice bien: “Por la boca muere el pez”.

Ese adagio aplica a los asuntos legales que enfrenta el Departamento de Justicia (DOJ) por las “ciudades santuario”, ya que los tuits del presidente Donald Trump están complicando la defensa de sus propias órdenes ejecutivas.

El miércoles pasado, un abogado del DOJ que intentaba se encontró en una posición familiar al pedirle a un tribunal federal que ignore las propias declaraciones del mandatario sobre el tema, reportó Político.

En una audiencia del Noveno Tribunal de Apelaciones de Circuito se discute si el gobierno federal puede detener los recursos a condados y ciudades “santuario” que protegen a indocumentados.

En abril pasado, un juez federal en San Francisco bloqueó esa parte de la orden y dijo que parecía destinada a intimidar a los funcionarios locales y estatales al usar la amenaza de retener una amplia franja de fondos federales.

En respuesta, el jefe interino de la División Civil del DOJ, Chad Readler, dijo en el tribunal que esto no era lo que decía la orden y que la mejor lectura de la directiva de Trump era que simplemente instaba al cumplimiento de la ley federal.

“La orden ejecutiva no reescribe la ley“, argumentó Readler. “No invoca nuevos poderes y no instruye a la Justicia ni [al Departamento de Seguridad Nacional] a involucrarse en actividades inconstitucionales, y, de hecho, la orden ejecutiva hace todo lo contrario”.

El juez Sidney Thomas preguntó entonces sobre la importancia de las repetidas llamadas públicas de Trump para que las ciudades santuario se arrepientan o se enfrenten a un corte de fondos federales.

“Puede tener [una acción legal válida] con la amenaza de enjuiciamiento o incluso la amenaza de enjuiciamiento”, dijo Thomas. “Y aquí tenemos muchas declaraciones hechas por el presidente de que quiere retener el dinero de las subvenciones de las ciudades santuario. ¿Qué vamos a hacer con eso?”

Readler instó al panel de jueces del noveno Circuito a ignorar los comentarios de Trump.

“La orden debe ser juzgada por sus términos y no por declaraciones públicas”, propuso… aunque su petición podría ser desechada.