Rapero QBA acepta que disolvió en ácido los cuerpos de estudiantes en Jalisco

El cártel Jalisco Nueva Generación le pagaba 3 mil pesos a la semana por desaparecer los cadáveres
Rapero QBA acepta que disolvió en ácido los cuerpos de estudiantes en Jalisco
El rapero estaba al servicio del narco / Agencia Reforma
Foto: Agencia Reforma

GUADALAJARA, México – “Pierdo mi juicio por pasaito de reata, llevo a la mala mañana colgada en la p&% espalda, ‘no pasa nada’ me están gritando voces ¡causales daño no dejes que a ti te provoquen! Maldita enfermedad”.

Así va la letra de la canción “Hay Voces Que Me Dicen” de Omar “N”, quien según la Fiscalía de Jalisco confesó haber participado en la desaparición de los tres estudiantes del CAAV y de encargarse de disolver los cuerpos en ácido clorhídrico.

De acuerdo al expediente, el rapero conocido como QBA declaró que el cártel de Jalisco Nueva Generación le pagaba 3 mil pesos a la semana por desaparecer los cadáveres y realizar otras labores, junto con Gerardo “N”.

Omar “N” detalló que ingresó al grupo delincuencial cuando unos sicarios le pidieron apoyo para mover unos cuerpos; al ver que lo había hecho sin inmutarse, le ofrecieron hacer otros trabajos.

El rapero, actualmente de 20 años de edad, cuenta con 121 mil seguidores en su canal oficial YouTube y sus videos se ven por millones; también tiene perfiles en Facebook, Instagram y una canción en Spotify.

En su declaración asentó, revelan personas que tuvieron acceso al expediente, que conocía el proceso para descomponer los cuerpos en ácido clorhídrico.

A la finca de la Calle Amapola 450, en Tonalá, sólo regresaba a manipular válvulas después de sumergir los cuerpos con anterioridad.

Omar “N”, según su declaración, confesó que los tinacos empleados dentro de la casa eran movibles y que en otras ocasiones los subían a camionetas para tirar los restos en lotes baldíos de la periferia.

En el caso de los 3 estudiantes, relató a las autoridades que él no se había hecho cargo de vaciar los tinacos.

Javier Salomón Aceves, Jesús Daniel Díaz y Marco García Ávalos fueron asesinados y disueltos en ácido por una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El Gobernador Aristóteles Sandoval declaró que pedirán 140 años para los responsables, la pena máxima en Jalisco.