Trump le hace saber a Pence que él es el “gran jefe”

Trump siempre ha querido que Pence permanezca a su sombra
Trump le hace saber a Pence que él es el “gran jefe”
Trump hace sentir su poder en la decisiones de vicepresidente Pence
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI/ / AFP/Getty Images

Donald Trump ha demostrado ser territorial con su equipo de mando en la Casa Blanca, así lo ha dejado claro últimamente con el vicepresidente Mike Pence.

Hace aproximadamente un mes, después de una intensa búsqueda el vicepresidente Mike Pence contrató a Jon Lerner como su asesor de seguridad nacional.

Sin embargo, una vez que Trump descubrió que Lerner lo había criticado durante su campaña presidencial pidió a su jefe de gabinete, John Kelly, “deshacerse de Lerner”.

Todo se volvió a repetir tres semanas más tarde cuando Pence perdió a su médico porque al parecer había planteado serias dudas sobre la idoneidad de Ronny Jackson, el candidato fallido de Trump para dirigir el Departamento de Asuntos de Veteranos.

Y para dejarlo aún más claro cuando Pence buscaba recientemente a alguién para liderar su comité de acción política el presidente lo llevó a contratar a uno de sus grandes aliados, Corey Lewandosky, el primer gerente de su campaña.

Fue Trump quien pidió la llegada de Lewandowski al equipo del vicepresidente, según una fuente republicana que habló con NBC News.

Esto dice el reporte parece ser la dinámica en la que Trump tiene al vicepresidente Pence recientemente. O dicho de otra manera, Trump de repente parece ansioso por recordarle a Pence quién es el “gran jefe”.

Politico reportó en un extenso informe las distintas acciones de Trump que han asegurado que Pence no se robe el protagonismo y para que entienda que su misión es ser el número dos.

El presidente Trump no tenía previsto asistir a la reciente convención del Asociación Nacional del Rifle (NRA) hasta que supo que el vicepresidente Mike Pence pronunciaría el discurso de apertura, lo que  lo llevó a cambiar de planes y asegurar que fuera él quien pronunciaba el discurso principal en esta importante convención.

Esta no ha sido la primera vez que Trump cambiaba sus planes para dejar a Pence atrás. Originalmente era Pence, no Trump, quien planeaba viajar al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. Pero al ver a quién más asistiría y que el evento ganaba magnitud mundial Trump decidió hacer el viaje él mismo, sacando a Pence de la agenda.

El artículo de Politico cita a un ex funcionario de la Casa Blanca que también participó en la campaña, y que explicó que el presidente espera que su vicepresidente permanezca a su sombra.

“Siempre fue bastante evidente que Pence tenía un papel y ese papel era ser subordinado a Trump”, dijo el funcionario a Politico . “Pence no debe verse y no escucharse, y debe guardarse en un rincón y usarse según sea necesario”.

Alrededor de la web