Chipotle traslada su sede a Newport Beach tras 25 años en Denver

En Newport Beach vive el nuevo CEO, Brian Niccol, quien tomó el poder en marzo en plena crisis de la compañía

Chipotle traslada su sede a Newport Beach tras 25 años en Denver
Hay más de 2,400 ubicaciones de Chipotle en todo el mundo.
Foto: Shutterstock

La popular cadena de comida rápida mexicana Chipotle, que abrió su primer restaurante en Denver en 1993, tiene programado trasladar su sede a Newport Beach, donde vive su nuevo CEO, Brian Niccol.

Siempre nos sentiremos orgullosos de nuestras raíces en Denver, donde abrimos nuestro primer restaurante hace 25 años. La consolidación de oficinas y el traslado a California nos ayudarán a impulsar un crecimiento sostenible a la vez que continuaremos posicionándonos en la competencia por los mejores talentos”, dijo Niccol en un comunicado de prensa.

Chipotle Mexican Grill no será la única cadena de comida rápida (si quiera la única de estilo mexicano) con sede en el Condado de Orange, donde ya están Taco Bell, In-N-Out, Del Taco y Wienerschnitzel.

En los próximos seis meses, se cerrarán las oficinas de Denver y Nueva York, lo que afectará a los más de 400 empleados de la compañía, la cual aparentemente ha ofrecido paquetes de retención y reubicación, sin estar empero claro a cuántos.

Pronto, las funciones se dividirán entre las nuevas oficinas en Newport Beach y una oficina en Columbus, Ohio, donde se espera que crezca la fuerza de trabajo. El director financiero Jack Hartung describió la oficina de Columbus como “un centro de servicios compartidos de clase mundial con mayor productividad y servicios de calidad”.

Niccol anteriormente desempeñó como CEO de la mentada Taco Bell, con sede en Irvine. Se convirtió en el CEO de Chipotle en marzo después de que el fundador y CEO original, Steve Ells, renunciara tras una importante crisis de seguridad alimentaria, entre otros desafíos.

En 2015, un brote de E. coli infectó a 55 clientes de 11 estados diferentes, según la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU, ante lo que las acciones de la compañía cayeron en un 30 %. Desde entonces, la compañía ha tenido dificultades para recuperar su éxito, incluso después de cerrar todas sus ubicaciones temporalmente en 2016 para una reunión de seguridad alimentaria de cuatro horas.

En 2017, un brote de norovirus en un establecimiento de Virginia y un roedor en uno de Dallas provocaron el cierre temporal de ambos. Ese mismo año, un ataque de seguridad cibernética afectó a clientes en todo el país cuando los hackers usaron malware para robar información de la tarjeta de crédito en el lapso de casi un mes.

Actualmente hay más de 2,400 ubicaciones de Chipotle en todo el mundo.