¿Cómo estamos? Mejorando pero desigual y frágilmente

La Reserva Federal dice que el 25% no podría pagar $400 por un gasto inesperado

La Reserva Federal preguntó a los americanos cómo se encontraban económicamente en 2017, una década después de que diera comienzo la crisis del crédito y la Gran Recesión. Y la respuesta es que mejorando pero con muy pocas ganas de celebración.

En genera,l y a pesar del avance del empleo y la buena marcha de la economía, se mantiene la fragilidad de las finanzas de un amplio porcentaje de la población, sobre todo las minorías, y son evidentes las desigualdades y la polarización del mercado laboral.

El informe se compara con el de 2013 y el 74% de los adultos afirman que están financieramente cómodos u “okay”, un 10% más que la última vez que se les preguntó. Es algo que no debe sorprender debido a la fuerte rebaja del desempleo. Este sentimiento es más compartido entre personas con mayor formación académica que entre los que no la tienen y entre quienes viven en ciudades frente a los que residen en áreas rurales.

La Fed, no obstante, observa que hay una fuerte fragilidad en el mercado de trabajo. Tres de cada 10 adultos tienen ingresos variables de mes a mes y uno de cada 10 sigue teniendo problemas para ajustar eso con sus gastos. El 25% de los menores de 30 años y el 10% de todos los adultos reciben ayuda de alguien de fuera de su casa.

Aunque muchos empleados están contentos con sus salarios y beneficios hay, al otro lado del espectro un gran contingente de trabajadores con horarios erráticos y tres de cada 10 adultos tienen un empleo adicional (gig) para tener más ingresos. No todos los trabajos gigs que han crecido son tecnológicos: hay más personas en el sector de la limpieza de hogares y ayuda con el cuidado de niños.

En 2013 la mitad de los adultos no podían hacer frente a un pago inesperado de $400 y en este sentido se ha mejorado pero no mucho. El 25% sigue sin poder hacer frente a un pago de esta magnitud sin haberlo presupuestado. Es más un 20% no llega a fin de mes (no puede pagar la totalidad de las facturas) y el 25% han decidido posponer cuidados de salud necesarios por no poder pagarlos.

Un salario multiplicado por 361

Como media, los presidentes de las 500 mayores compañías de EE UU ganaron 361 veces lo que ingresaron sus trabajadores según un informe de AFL-CIO. Es decir que con menos dos días de trabajo cubren el sueldo anual de un obrero, según la confederación sindical.

El pago medio de estos ejecutivos de las empresas del S&P 500 fue casi de $14 millones el año pasado, un 6% más que en 2016. En las plantillas el promedio es de $38,600 anuales, según el Bureau of Labor Statistics.