Conductor despedido de “Hoy” revela el “infierno” que se vive detrás de cámaras

Desde el interior de Televisa dicen que el programa está muerto
Conductor despedido de “Hoy” revela el “infierno” que se vive detrás de cámaras
Raúl Araiza y Andrea Legarreta
Foto: Televisa

La abrupta salida del crítico de televisión Alfredo Guidinni del programa “Hoy” de Televisa, causó gran controversia en la ya de por sí agitada producción que encabeza la productora Magda Rodríguez, quien tomó el mando del matutino hace solo un par de meses.

El titular del segmento conocido como “El Juicio Novelero” no se quedó callado y tronó en contra de Rodríguez a la que calificó como irrespetuosa por haberle informado de su salida por medio de un mensajero.

“El pasado viernes me llevaron a Luis Hacha, pero su personaje no era el ideal para mi sección, esa inquietud se la hice saber a la producción y no les pareció. Yo lo único que hice fue seguir el lineamiento de mi sección y esto le enojó a la productora, tanto que mandó a una persona para decirme que del piso 6 de Televisa, tenía la orden de cancelar mi sección”, expresó en un programa radial.

No conforme con eso, Gudinni ocupó sus redes sociales para echarle en cara a Rodríguez que tiene el apoyo del público:

“Tengo harta popularidad con el pueblo @magdaproducer lástima que no me sepas aprovechar y ahora me castigas cancelando temporalmente el Juicio Novelero por haber cumplido con mi labor: hacer un juicio. Jamás me equivoqué soy ultra perfeccionista”.

Para echarle más sal a la herida, el exproductor del programa “Hoy”, Reynaldo López, volvió a atacar y en un gesto de solidaridad con Gudinni le dijo que respetaba su talento y que ahora “no haga corajes, solo siga la carroza y no pregunte”.

Para los analistas, las palabras de López hicieron referencia a la “carroza” en la que se retira el cadáver del programa, pues está muerto por falta de rating.

A la salida de Gudinni, se sumó el del personaje cómico conocido como Rosa Concha. Algunas versiones señalaron que tanto Galilea Montijo, como Andrea Legarreta, conspiraron para su despido, pero ellas mismas se encargaron de negar la versión.