Un LeBron James impresionante no fue suficiente y Warriors se lleva el primero

Un inexplicable error al límite del tiempo le costó el partido a los Cavaliers
Un LeBron James impresionante no fue suficiente y Warriors se lleva el primero
Los Golden State Warriors se impusieron en el juego 1 de las finales de la NBA a los Cleveland Cavaliers. (Foto: EFE/MARCIO JOSE SANCHEZ)
Foto: MARCIO JOSE SANCHEZ / EFE

OAKLAND, CA – Los Cavs no olvidarán el último minuto del cuarto periodo. Los oficiales los bajaron de la nube y, de paso, JR Smith, con una falta de concentración, dejó ir la que pudo haber sido una gran sorpresa.

La historia cambió minutos después, pues ya en el tiempo extra, los Warriors de Golden State no perdonaron a Cleveland, que cayó 124-114 en el Juego 1 de las Finales de la NBA.

Los casi 20,000 aficionados que se dieron cita en la Oracle Arena pensaron que los campeones iban a perder en casa. Faltando 36 segundos, Cleveland ganaba 104-102, y Kevin Durant buscaba una colada para empatar el duelo. LeBron James se puso en la pintura y los oficiales marcaron falta ofensiva, pero segundos después pidieron la revisión de la jugada para cargarle la falta al “Rey” y, así, Kevin pudiera empatar el juego.

En las dos siguientes posesiones ambos equipos anotaron rápidamente, siendo los Warriors los que se fueron arriba, gracias a un foul y cuenta que le cometieron a Stephen Curry.

Entonces, George Hill tuvo en sus manos la victoria. Le cometieron falta y fue a la línea de libres, y aunque metió el primero, falló su segundo intento.

Faltaban 4.7 segundos y, entonces, Smith tomó el rebote, pero en lugar de intentar la canasta para ganar el partido o dársela a James, se fue corriendo sin rumbo a la media cancha mientras se acababa el reloj.

Ya en el tiempo extra, los locales no perdonaron y maniataron a los Cavaliers, que terminaron frustrados, tanto que en los segundos finales hubo manotazos y que terminó en las expulsiones de Tristan Thompson y Klay Thompson.

James tuvo un partido de ensueño, al terminar con 51 puntos, el primer jugador que logra superar la barrera de los 50 desde 1993, cuando lo hizo Michael Jordan. Jugó casi 48 minutos y agregó 8 rebotes y 8 asistencias.

Por Warriors, Curry fue el mejor anotador con 29 tantos.