Aumentan los crímenes en los hoteles de la Gran Manzana

El NYPD reportó que los delitos reportados un alza de 20% en los pasados tres años
Aumentan los crímenes en los hoteles de la Gran Manzana
En 2017 hubo 2.656 crímenes denunciados en hotels de la ciudad

Mientras la criminalidad general en la ciudad de Nueva York sigue disminuyendo, según el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), los hoteles de la Gran Manzana están registrando un alza significativa de robos desde 2011.

En 2017 hubo 2,656 crímenes denunciados en hoteles de la ciudad mientras que en 2015 fueron 2,223, lo que representa un aumento del 19.5% en tan solo tres años.

Entre los tipos de delitos, los graves se duplicaron (51.9 % más), como el cometido en marzo de 2016 en el Rodeway Inn del Upper West Side, cuando tres enmascarados apuntaron con pistolas a cuatro trabajadores.

El delito más generalizado el pasado año fue el hurto, con 531 casos, 12% más que en 2015, cuando se registraron 474. Entre tanto, los crímenes de acoso denunciados fueron 292, un aumento de 62.7%.

Mirando todos los tipos de delitos, los crímenes en hoteles de Nueva York casi se han duplicado desde 2011, cuando se reportaron 1,826 casos, 45.5% menos que en 2017.

La portavoz del NYPD, sargento Jessica McRorie, indicó que la Uniformada que continuarán trabajando para reducir el crimen y aumentar la seguridad de los hoteles.

¿Cuál puede ser la explicación?

Hay que tener en cuenta que el número de hoteles se incrementó en Nueva York un 42% desde 2010 (hasta los 11,5530), según Smith Travel Research. Sin embargo, la presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer, afirmó que el boom en la construcción de hotels “no es excusa”, según recogió el New York Post.

La noticia del aumento general de la delincuencia hotelera se produce después de que el Departamento de Investigación de la Ciudad arremetió contra funcionarios en enero por no realizar las inspecciones de seguridad en los hoteles donde se alojan a los desamparados.

Muchos hoteles usados por el Departamento de Desamparados, donde viven familias con niños, registraron crímenes especialmente de prostitución y asaltos. “No debemos ubicar bajo ninguna circunstancia familias y niños en hoteles donde su seguridad pueda verse comprometida”, señaló el concejal Stephen Levin.

“Desafortunadamente, con el censo de las personas necesitadas tan alto y el ratio de vacantes tan bajo, los hoteles a veces no ofrecen los niveles de seguridad y servicios que las familias requieren”, añadió Levin. Un plan presentado a comienzo de este año busca acabar con el problema que todavía persiste.

Entre tanto, Lisa Linden, portavoz de la Asociación de Hoteles de Nueva York, dijo que “la seguridad y el confort de nuestros inquilinos es nuestra prioridad”.