Cuomo impulsa ley para evitar que individuos peligrosos posean armas

El estado de Nueva York se convertiría en el primero del país en capacitar a profesores para prevenir tiroteos en colegios
Cuomo impulsa ley para evitar que individuos peligrosos posean armas
Cuomo anunció una ley para prevenir que individuos peligrosos posean o compren armas
Foto: Kevin P. Coughlin/Office of Governor Andrew M. Cuomo / Kevin P. Coughlin/Office of Governor Andrew M. Cuomo

El gobernador Andrew Cuomo anunció este martes una ley de orden de protección del riesgo extremo, cuyo objetivo es prevenir que los individuos peligrosos provoquen daños a alguien o a ellos mismos con el uso de armas de fuego.

De ser aprobada, la legislación anunciada por el mandatario, como parte del Mes de la Concientización de la Violencia con Armas, evitará que las personas consideradas por un juez como peligrosas compren, posean o intenten adquirir cualquier tipo de arma de fuego, incluyendo pistolas, rifles o escopetas.

La ley proporcionará todas las medidas de seguridad para asegurar que ninguna arma de fuego sea adquirida sin completar un proceso adecuado de chequeo de antecedentes, algo que podría evitar que se repitan tragedias como las de Parkland, Florida y Waffle House, en Nashville, Tennessee.

Leyes más fuertes

Nueva York ya tiene algunas de las leyes más duras en relación a las armas de fuego en todo el país, y esta nueva legislación se basa en esfuerzos previos por endurecerlas mucho más. De aprobarse esta nueva propuesta de ley, el estado se convertiría así en el primero de la nación en capacitar a sus profesores y administradores escolares para prevenir tiroteos en los colegios gracias a la intervención judicial.

“Mientras el liderazgo conservador en Washington continúa inmovilizado por la Asociación Nacional del Rifle (NRA), en Nueva York nos negamos a ser intimidados por el lobby de las armas y continuaremos tomando medidas para proteger a la gente de nuestro estado”, dijo Cuomo. “En todo el país, estudiantes y comunidades están tomando las calles para pedir un cambio”.

Actualmente, en el estado de Nueva York no existe ninguna ley que permita a un tribunal expedir una orden para incautar temporalmente armas de fuego a una persona considerada una amenaza para su seguridad o la de los demás, excepto que ese individuo haya sido acusado de ofensa familiar o criminal.