El trabajo “gig” no es gigante

El trabajo “gig” no es gigante
Hay menos trabajadores dedicados solo a estos trabajos como contratistas independientes que en 2005./Achivo
Foto: Spencer Platt/Getty Images

El trabajo temporal, ocasional o como contratista no es tan grande como parecería indicar el crecimiento de las plataformas en Internet como Uber. Según el informe publicado el jueves por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) muchas personas trabajan en este tipo de ocupaciones en las que no hay red social (beneficios o pagas estables) pero son menos que hace 12 años.

Según el BLS en mayo de 2017 había 10.6 millones de contratistas independientes, un 6.9% del total del empleo cuando en febrero de 2005 eran el 7.4% de los trabajadores. El aumento de las empresas como Uber, Deliveroo, Lyft y otras que permiten tener un trabajo sin horario con una remuneración muy particular (generalmente para compensar salarios más bajos en trabajos tradicionales) no ha disparado, como calculaban los economistas, el número de personas en este tipo de arreglo laboral.

Hasta 2.6 millones trabajan cuando así lo necesita del empleador (on call), ligeramente menos que en 2005.

El estudio del BLS es confuso para muchos estudiosos que han estimado en cifras mucho mayores este contigente de trabajadores pero el estudio del BLS solo se ha centraro en el hecho de que este tipo de trabajo sea el único o primario y no recoge a todas las personas que hacen labores con trabajo flexible de vez en cuando como complemento de su jornada laboral tradicional.