Niños y bebés separados de sus padres llegan a centros en Michigan donde no tienen ni pañales

Se multiplican las críticas contra el gobierno de Donald Trump por su política de separar a los niños migrantes de sus padres
Niños y bebés separados de sus padres llegan a centros en Michigan donde no tienen ni pañales
Cerca del 7 % de niños en Estados Unidos tienen como mínimo un padre indocumentado
Foto: Archivo / La Opinión

La crisis humanitaria llega a todos los rincones de Estados Unidos y todos alzamos la voz denunciando la problemática causada por la última actuación del gobierno de Trump, que separa a los niños inmigrantes de sus padres.

Un centro de niños refugiados, en el oeste de  Michigan, ha declarado que la situación es insostenible. Necesitan ayuda y productos básicos, ya que no dan más de sí. Los voluntarios están luchando para satisfacer las necesidades de docenas de niños inmigrantes que lloran la ausencia de sus padres.

Los niños necesitan comodidad, atención y necesidades básicas, como  pañales.

Entre estos niños los hay que preguntan por sus madres en español, y bebés y niños pequeños que solo pueden llorar por lo que está sucediendo.

Ali Van Overbeke, de 24 años, de Grand Rapids, dona libros infantiles en español a un centro de acogida para ayudar a los niños separados de sus padres bajo la  nueva y estricta política de inmigración.

“Estos niños tienen miedo y las personas que los cuidan necesitan ayuda”, escribió Ali Van Overbeke en una publicación de Facebook después de leer sobre estos niños en un artículo de Free Press a principios de este mes.

Su petición de ayuda en las redes sociales no tardó en dar resultado.

El lunes, Van Overbeke entregó un cargamento de artículos donados – libros infantiles españoles, juguetes, pañales – a un centro de refugiados en Grand Rapids administrado por Bethany Christian Services.

“Estaba pensando en todos los privilegios que he tenido en este mundo. Me da escalofríos pensar en estos niños que están siendo arrancados de sus padres … para estar de repente en Michigan”. dijo Van Overbeke, que ejerce de consejera universitaria en la Universidad Estatal de Michigan y es ex voluntaria de Americorps. “Simplemente creo que todos podemos aportar y conseguir que las cosas sean distintas”.