NYC reconocerá hasta seis semanas de licencia parental pagada a maestros

El beneficio es considerado una conquista histórica. El acuerdo se logra tras largas negociaciones entre la alcaldía y la Federación Unida de Maestros

NUEVA YORK. – Unos 120,000 maestros de las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York tendrán seis semanas de licencia pagada al 100% del salario que perciben, de acuerdo al acuerdo alcanzado entre el alcalde Bill de Blasio y el presidente de la Federación Unida de Maestros Michael Mulgrew.

La licencia pagada estará disponible para el nacimiento de un hijo tanto para padres biológicos como no biológicos y adopción o adopción temporal de un niño menor de 6 años. Los padres biológicos podrán combinar sus disposiciones actuales de licencia pagada con licencia parental por un total de hasta 12 a 14 semanas. Se estima que más de 4,000 nuevos padres usarán este beneficio anualmente.

De Blasio hizo el anuncio junto al comisionado de Relaciones Laborales, Robert Linn y el Canciller de Educación, Richard Carranza. El beneficio comenzará el 4 de septiembre de 2018.

Ningún maestro debería tener que asistir a la escuela enfermo por estar ahorrando sus días de enfermedad para cuando se produzca el nacimiento de su bebé”, dijo De Blasio. “Eso no es justo para nuestros maestros como para nuestros estudiantes. Hoy, corregimos ese error y hacemos que la ciudad sea un poco más justa”.

El alcalde destacó que la Ciudad estuvo a la vanguardia de las políticas de pagar la licencia cuando se anunció el beneficio para los administradores escolares en 2015 y ahora se extiende a 120,000 neoyorquinos, que: “Podrán planificar sus familias sabiendo que contarán con el apoyo de su empleador”.

El contrato cubre a los aproximadamente 79,000 maestros de las escuelas públicas de la ciudad, además de enfermeras escolares, terapeutas, consejeros vocacionales, secretarias y otros, representados por la Federación Unida de Maestros (UFT).

“Como padre, no puedo exagerar lo importante que es para los padres primerizos tener la oportunidad de cuidar y vincularse con su recién nacido. Como Canciller, estoy orgulloso de este gran avance que les brinda a los docentes la seguridad que merecen para cuidar de sus propias familias sin tener que preocuparse de perder un sueldo”, dijo Richard A. Carranza.

El nuevo beneficio tendrá un costo nuevo para los contribuyentes. La Ciudad contribuirá anualmente aproximadamente $ 51 millones al Fondo de Bienestar UFT. Esto se verá compensado por la extensión del acuerdo de negociación colectiva UFT 2009-2018 por aproximadamente dos meses y medio, los beneficios adicionales y otros ahorros.

El Canciller de Educación, Richard Carranza.

“Trabajamos duro juntos y demostramos que la negociación del sector público puede funcionar. Es una forma crucial de ofrecer un recurso que permita a los nuevos padres equilibrar el gran trabajo que hacen mientras se preocupan por una nueva vida”, comentó Robert W. Linn.

De su parte, el presidente de la UFT, Michael Mulgrew elogió la predisposición en alcanzar el acuerdo por parte del alcalde.

“Sabía que esto era importante para nuestra ciudad. Ningún alcalde antes que él estuvo dispuesto a hacerlo y De Blasio lo logró”, dijo Mulgrew.

El acuerdo establece que los empleados elegibles de tiempo completo y de medio tiempo, pueden reclamar inicialmente el beneficio después de estar en la nómina por un total de un año calendario. Mientras están de baja, se les pagará su salario completo.

El concejal Ydanis Rodríguez dijo que el beneficio pagado para los padres empleados de UFT es algo que debería haberse hecho hace mucho.

“Como ex maestro y padre, experimenté y fui testigo de primera mano de la difícil elección de ir a trabajar para alimentar a la familia y no pasar más tiempo con mi hija. Continuemos apoyando a nuestros maestros y al personal de la escuela para que puedan cuidar de nuestras familias sin dejar de lado las suyas”, declaró Rodríguez.

El presidente del Concejo, Corey Johnson celebró el acuerdo señalando  que: “Hoy es un día histórico para nuestros educadores y los felicito por esta victoria”.

Entre tanto, la líder de la mayoría del Concejo, Laurie A. Cumbo calificó el acuerdo como un avance en el ámbito de la equidad de género en el hogar y en el lugar de trabajo.

En ese sentido también se pronunció el contralor de la ciudad Scott Stringer: “Todos los neoyorquinos merecen un permiso parental pagado y este trato para nuestros increíbles maestros de las escuelas públicas es un gran paso hacia ese objetivo.