Alexandria Ocasio Cortez desde el bar que trabajaba para ayudar a su madre

En noviembre próximo, la joven de 28 años y de origen boricua podría convertirse en la representante demócrata más joven del Congreso
Alexandria Ocasio Cortez desde el bar que trabajaba para ayudar a su madre
Ocasio Cortez se caracteriza por su carisma.
Foto: (instagram / ocasio2018)

NUEVA YORK – Cuando en noviembre pasado, Alexandria Ocasio Cortez, aún trabajaba como bartender en el restaurante mexicano Flats Fix, de Union Square, en Manhattan, no solo mezclaba licores, también movía y removía sueños y aspiraciones.

Menos de un año después, la joven de origen puertorriqueño, se perfila como miembro del Congreso por el Distrito 14 que abarca El Bronx y Queens, luego de vencer al veterano representante Joseph Crowley, uno de alto nivel en el Partido Demócrata.

De ganar, Ocasio Cortez, de 28 años, se convertiría en la representante más joven en la historia de ese cuerpo legislativo.

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”, como dice la popular canción de Rubén Blades. Y la de esta aspirante, no solo impresionó al ciudadano común, sino a muchos medios y, particularmente, al “Establishment” demócrata o grupos de poder ligados a esa colectividad; entre otros factores, por la poco sonada campaña que protagonizó, la limitación de fondos para costearla y su incipiente experiencia política.

Tras conocerse los resultados comenzaron a circular imágenes de la vencendora en sus labores de bartender como prueba del perfil poco común de la candidata.

Una de éstas fue la compartida por Jeff Stein, reportero del Washington Post, tomada en noviembre del 2017 en la que la demócrata, excolaboradora en la campaña de Bernie Sanders, aparece preparando tragos en el bar del referido negocio.

 El sitio web de Flats Fix mantiene como foto promocional una de la exempleada.

El sitio web de Flats Fix mantiene como intro una imagen de Alexandria Ocasio Cortez tras la barra.

Sin embargo, la realidad es que, aunque a algunos le sorprenda, la promesa de justicia económica que fue lema de su campaña es bien representada en la historia de vida de Ocasio Cortez. Desde siempre, ha tenido que trabajar duro, como mesera, editora de libros, entre otros empleos, para ayudar a su madre y financiar sus estudios. Su padre murió de cáncer cuando la activista comunitaria entraba a Boston University a estudiar Economía y Relaciones Internacionales.

“Lo gracioso de los comienzos es que rara vez tú sabes que estás ahí”, escribió Ocasio Cortez en una foto que compartió en Instagram en la que también aparece detrás del bar. “Mi comienzo se sintió como un callejón sin salida. Mi comienzo fue perder a mi padre por el cáncer, trabajar en un trabajo duro en vista de esa pérdida y una completa incertidumbre sobre el futuro de mi familia. Esta campaña empezó porque Bronx y Queens necesita líderes que respondan a la gente antes que a las ganancias y se atrevan a perseguir los planes más ambiciosos posibles por el futuro de nuestros niños”.

La plataforma de trabajo de la demócrata busca extender el Medicare para todos, educación universitaria gratuita, garantía de acceso a empleos federales y una reforma de justicia criminal.

Alrededor de la web