Madre guatemalteca logra reunirse con sus hijos traídos a NYC

Yeni González pudo abrazar a sus tres pequeños que están recluidos en el Centro Cayuga de East Harlem
Madre guatemalteca logra reunirse con sus hijos traídos a NYC
Yeni González llora tras salir del centro Cayuga en East Harlem, donde vio a sus tres hijos.
Foto: Getty Images

La madre guatemalteca Yeni González se reunió este martes con sus tres hijos en la ciudad de Nueva York, a quienes no había visto desde que fueron arrancados de sus brazos en la frontera con México. La emoción de Yeni se desbordó en lágrimas durante los minutos que tuvo para abrazar nuevamente a sus pequeños en el centro Cayuga en East Harlem, donde están bajo el cuidado de las autoridades federales.

Yeni, quien contó con el apoyo del congresista Adriano Espaillat para su traslado, viajó durante cuatro días desde Arizona hasta la Gran Manzana con la finalidad de hacer frente a un proceso de reunificación familiar que aún tendrá que esperar. “Estoy muy feliz y agradecida con Dios”, dijo mientras se despedía de cientos de seguidores que acompañaron su travesía y quienes gritaban mensajes de apoyo.

Deyuin, de 6 años, Jamelin, de 9 y Lester, de 11, no podrán regresar con su madre hasta que el proceso legal de reunificación sea finalizado. Ellos seguirán a cargo del Gobierno federal, que decidió mandarlos a este centro de acogida, como ha sucedido con al menos al menos 300 pequeños enviados a Nueva York.

Y aunque la reunificación tome tiempo, Yeni no pierde la esperanza y aseguró que cumplirá la promesa que hizo a sus pequeños antes de ser separados: “Les prometí que los iba a encontrar”.

El caso de la guatemalteca es uno de los más importantes en la agenda del congresista Espaillat, quien representa el área donde está centro en el cual permanecen los tres niños. El legislador de origen dominicano el planea continuar trabajando con un equipo legal hasta conseguir que esta familia esté unida nuevamente.

Congresita Adriano Espaillat, junto a la inmigrante guatemalteca Yeni González.

“Hoy fue realmente un día emotivo cuando Yeni González pudo ver a sus hijos”, dijo Espaillat. “Mi oficina fue notificada de la separación de esta familia la semana pasada, y mi personal trabajó diligentemente con el Centro Cayuga para garantizar que Yeni pudiera hablar con sus hijos durante el fin de semana previo a la reunión de hoy”.

Espaillat además aseguró que está ayudando a otras tres familias que se encuentran en la misma situación.

“Estamos abogando para que estos procesos sean agilizados y estas familias sean reunificadas lo más pronto posible”, apuntó el congresista, quien enfatizó en la necesidad de brindar oportunidades a nuevos inmigrantes que vienen al país, sobre todo en marco de la celebración del 4 de Julio.

“Nuestro trabajo continúa para mantener a las familias unidas y vamos a ponerle fin a los horrendos ataques de la Administración Trump contra las familias inmigrantes”, apuntó Espaillat.