Vendedores ambulantes ilusionados con más permisos de venta de comida

El alcalde De Blasio aseguró que espera llegar a un acuerdo con el Concejo Municipal para otorgar más de 3,000 permisos en la próxima década

Los vendedores ambulantes de la Gran Manzana llevan años dando una dura batalla para que la Ciudad emita nuevamente permisos de venta para carritos de comida, que están congelados desde 1979, y en un hecho que volvió a reavivar las esperanzas, el alcalde Bill de Blasio manifestó que quiere resucitar un plan para otorgar más de 3,000 licencias en la próxima década.

El plan es agregar los nuevos permisos a las 5,100 licencias que existen actualmente, cifra que por ser tan baja provocó que se generara un mercado negro ante la necesidad de más permisos, que aunque tuvieron costos de expedición originales de $200 dólares, hoy muchos se alquilan hasta por $25,000 al año.

“Estuvimos muy, muy cerca el pasado diciembre con el último Concejo Municipal”, aseguró el mandatario local en un evento comunitario en el Upper West Side, donde la concejal Helen Rosenthal, de Manhattan, también se mostró optimista de que este año la propuesta sea aprobada en el órgano legislativo de la Gran Manzana.

Ojalá y esta vez eso sí sea cierto, porque llevan años con la misma historia ilusionándonos y al final no salen con nada”, comentó esperanzada la ecuatoriana Sonia Portilla, quien vende tamales en Corona, Queens, sin licencia y con el temor de recibir elevadas multas. “Ya es hora de que nos legalicen a los vendedores, porque solo estamos trabajando honradamente y todos queremos esos permisos y pagar por ellos”.

3,000 son insuficientes

Asimismo Heliodora Vivar, líder de la organización Street Vendor Project, que agrupa a más de 1,800 vendedores ambulantes, le pidió al Concejo y al Alcalde que resuelvan de una vez por todas el problema de la falta de licencias y no vacilen, aunque admitió, que a nivel personal, se siente un poco desconfiada.

“Me parece bien que el Alcalde quiera revivir este plan, pero ya nos han mentido tanto que soy muy dudosa, y aunque ya es hora de que emitan esos permisos, creo que los viejitos como yo ya vamos a estar muertos cuando los den”, dijo la vendedora mexicana, de 75 años, quien al mismo tiempo agregó que 3,000 licencias en 10 años son insuficientes. “Todos sabemos que en la calle hay casi 20,000 vendedores, no solo de comida, sino de venta general y deberían resolver el problema de todos por igual”.

La mexicana Elena Váldes, quien tiene un carrito de comida en la Avenida Roosevelt y calle 103, en Queens, aplaudió el anuncio de De Blasio y dijo que expedir más permisos es un asunto de justicia social.

Muchas madres solteras venden comida en la Avenida Roosevelt, en Queens

“Aquí hay muchas mamás que venden sus cositas sin permiso y el Departamento de Salud y la Policía las molesta mucho y les pone tickets carísimos, por eso es bueno que las ayuden, porque cuando uno tiene un permiso trabaja más tranquila”, dijo la vendedora.

Concejo espera por el plan

Jennifer Fermino, de la oficina del presidente del Concejo Municipal aseguró que hasta el momento ningún proyecto de ley sobre el plan mencionado por el Alcalde ha sido introducido en la legislatura municipal, pero advirtió que de llegar, el jefe de ese organismo “lo revisará”.

El presidente del Comité de Asuntos del Consumidor del Concejo, Rafael Espinal, admitió que la Ciudad necesita hacer más para proteger con más permisos a los vendedores, que mayormente son inmigrantes, pero advirtió que es necesario que las decisiones sean equilibradas.

“Esto debe hacerse de manera responsable, pues entendemos el impacto que esto podría tener en las tiendas que también son pequeñas empresas propiedad de inmigrantes y familias”, dijo el líder político de Brooklyn. “Seguiremos trabajando con la Administración, el Presidente del Concejo y los defensores de todos lados para asegurarnos de obtener un balance correcto”.