Le estamos fallando a las familias inmigrantes – aquí mismo en Nueva York

Nuestro estado debería dar licencias de conducir a los inmigrantes
Le estamos fallando a las familias inmigrantes – aquí mismo en Nueva York
Luciana, hija del repartidor de pizza Pablo Villavicencio que está en poder de ICE.
Foto: Mariela Lombard

Esta semana abracé a mis dos niños un poco más fuerte. Me persiguen imágenes de niños pequeños siendo arrancados de los brazos de sus padres – y sé que todo padre se siente igualmente abrumado. Por eso fue que el fin de semana pasado, mi familia y mi equipo dirigimos una marcha de más de mil personas de Jackson Heights a Corona para protestar la separación de familias. Teniendo a un racista en la Casa Blanca que insiste en destrozar familias nos muestra que los neoyorquinos tenemos que hacer aún más por nuestras comunidades inmigrantes. Tenemos que asegurarnos que cada inmigrante neoyorquino se sienta protegido de este terrible gobierno federal. Desafortunadamente, ahora mismo el estado de Nueva York está dejando atrás a sus comunidades inmigrantes, en este momento en el cual necesitan más de nuestro apoyo.

En Albany, el “New York State Liberty Act” podría hacer a Nueva York un estado santuario, prohibiendo la detención de los inmigrantes indocumentados. Esta legislación pudiese ayudar a un sin número de inmigrantes a salir de las sombras y sentirse seguros participando en la comunidad, sin tener miedo de ser detenidos. Tenemos que deshacer a ICE inmediatamente, pero hasta que esto pase, el convertir a Nueva York en un estado santuario pudiese proteger a los inmigrantes contra esta organización Federal peligrosa. Desafortunadamente, los republicanos en el Senado estatal impidieron el “Liberty Act” de radicarse este año.

Otra legislación, el “Dream Act” estatal, le daría a miles de estudiantes indocumentados acceso a la educación superior al dejarles pagar su matricula como residentes del estado. En vez de prevenir que inmigrantes jóvenes puedan ir a la universidad, Nueva York pudiese convertirse en un líder nacional y proveer acceso equitativo a la educación superior para todos nuestros estudiantes. Pero de nuevo, los republicanos en el Senado estatal se rehúsan a pasar esta legislación.

Una tercera legislación, que se da a la perdida en Albany, le daría la oportunidad a los inmigrantes indocumentados para obtener su licencia de conducir. Esto le proveería a alrededor de un 265.000 inmigrantes en Nueva York una identificación crítica. Estas licencias ayudarían a los inmigrantes vivir con seguridad, pudiendo guiar seguramente, acceder a seguros médicos y beneficios, e interactuar con agencias gubernamentales sin miedo. Desafortunadamente, los republicanos en el Senado estatal también han bloqueado esta legislación de radicarse.

Hace un mes aquí en Nueva York, Pablo Villavicencio Calderón fue detenido en una base militar mientras entregaba una pizza, y le pidieron una identificación. Porque no tenía una licencia de conducir, Calderón ahora se encuentra con la posibilidad de deportación. Calderón es un vecino mío aquí en Corona, Queens. Él tiene dos hijas pequeñas, y dado a que Nueva York no pasó una legislación dándoles a los inmigrantes indocumentados licencias de conducir, él muy prontamente será separado de sus hijas. Ésta tragedia no es solo resultado de la administración de Trump – le hemos fallado a las familias inmigrantes en un nivel estatal también.

Como cualquier otra madre, mi corazón hiere por las familias en la frontera. Pero no nos olvidemos que hay familias siendo destruidas aquí mismo, todos los días, en Corona, Queens, y en comunidades alrededor de los cinco condados. Nueva York es una ciudad de inmigrantes y nosotros deberíamos usar los poderes del gobierno para apoyar y acogerlos. Con políticas de odio siendo dirigidas por la Casa Blanca, nuestro Estado debería de darle a los inmigrantes licencias de conducir, acceso equitativo a la educación superior, y las protecciones de un estado santuario.

(Jessica Ramos, Candidata Demócrata al Senado Estatal por el Distrito NY-13)