El Bronx tiene la peor salud en el estado de Nueva York

Nuevo reporte revela que el no tener seguro médico y la falta de acceso a atención primaria están matando prematuramente a los vecinos del ‘Condado de La Salsa’
El Bronx tiene la peor salud en  el estado de Nueva York
La mayoría de los residentes de el condado de El Bronx son de origen latino.
Foto: Archivo.

Si usted es un residente del condado de El Bronx que no tiene empleo, que vive por debajo de los niveles de pobreza, y que carece de seguro y de acceso a atención médica primaria, lo más probable es que su salud –y hasta su vida– se encuentren en peligro.

Un nuevo reporte, dado a conocer recientemente, confirmó que la falta de acceso a cuidados de salud primarios y de calidad, está directamente relacionada con un estado de salud pobre y deficiente.

Tras analizar la situación de los residentes de cada uno de los 62 condados que conforman el estado de Nueva York, investigadores de la organización ‘Primary Care Development Corporation’ (PCDC), llegaron a la conclusión que El Bronx es uno de los condados que tiene los niveles de salud más pobres en todo el estado.

“Existen muchas desigualdades de salud a nivel de condados y hemos encontrado que El Bronx tiene los niveles más bajos de acceso a cuidados de salud primarios, y también tiene uno de los peores resultados de salud entre muchos de sus residentes que viven en niveles socioeconómicos muy bajos”, dijo a este diario Mary Ford, directora de Evaluación y Análisis de PCDC, quien es la principal autora del reporte.

A pesar que El Bronx se encuentra entre los primeros cinco condados que tienen más disponibilidad de proveedores de cuidados primarios, ese condado es el que enfrenta más retos en el área de salud en todo el estado.

Una de las cifras más alarmantes, en lo que respecta específicamente a El Bronx, es que ese condado cuenta con las tasas más altas de muertes prematuras (antes de los 65 años) en comparación con el 80% de todos los condados en el estado de Nueva York. Además, El Bronx tiene la tercera tasa más alta de visitas a salas de emergencia por condiciones de salud que son prevenibles y que pudieron ser tratadas a tiempo como diabetes, hipertensión y asma.

“A pesar que se han hecho esfuerzos considerables en la última década, para mejorar el acceso (a cuidados de salud) de los residentes de El Bronx, aún no se ha cerrado le brecha y tampoco se han reducido las disparidades y por ello seguimos viendo resultados pobres de salud entre los residentes de El Bronx”, explicó Ford.

Cuando se compararon las estadísticas de todos los 62 condados neoyorquinos, El Bronx ocupó el primer lugar con el porcentaje más alto de personas que reportaron tener una salud pobre (27.5%), más del 17.3% de Queens y 17.1% de Brooklyn que ocuparon el tecer y cuarto lugar respectivamente.

Según los análisis del reporte, llamado ‘The New York State Primary Care Profile’, el acceso limitado a cuidados primarios y los pobres resultados de salud de los residentes de El Bronx están estrechamente vinculados a los niveles de pobreza.

“El Bronx es el ejemplo más claro de los condados en el estado de Nueva York en donde hemos encontrado que los que tienen los peores indicados de salud son también los que tienen más pobreza y desempleo entre sus habitantes”, dijo Ford.

Los datos del reporte revelaron que el 7.1% de los residentes de El Bronx se encuentran desempleados y 26.3% viven por debajo de los niveles de pobreza federal, cuando se comparan con los habitantes de los otros condados del estado.

Más proveedores, pero menos acceso

El ‘Condado de La Salsa‘ –conocido así por su alta tasa de residentes de origen latinos– no es el único que enfrenta grandes disparidades a la hora de acceder a cuidados de salud primarios de calidad.

El reporte del PCDC también encontró que tres de los condados que conforman la Gran Manzana se sitúan entre los cinco condados de todo el estado que tienen las cifras más altas de personas adultas sin seguro. En Queens, el 19.5% de sus residentes carece de cobertura médica, mientras que en El Bronx suman 17.8% y en el condado de Kings (Brooklyn) son 15.3%.

Por otro lado, aunque el condado de Nueva York (Manhattan), tiene la mayor cantidad de proveedores de cuidados de salud primarios por 10,000 habitantes, esta alta disponibilidad no se traduce necesariamente en un acceso equitativo a la atención de salud. Manhattan también tiene los porcentajes más bajos de aceptación de Medicare entre todos los proveedores de salud del estado.

“Basados en lo que encontramos en nuestro reporte podemos decir que el acceso a los cuidados de salud primarios no es igual en todos los condados ni para todos los neoyorquinos, a pesar que el estado de Nueva York es considerado un líder en cuidados de salud en toda la nación cuando se compara con otros estados”, explicó Ford.

La experta indicó que una de la conclusiones a las que llegaron con esta investigación fue que, sólo con el hecho de que hayan más proveedores disponibles en ciertas áreas, como Manhattan, eso no garantiza más acceso a la salud.

“Es un problemas muy complejo. Hay que tomar en cuenta si los residentes tienen seguro de salud, qué tipo de seguro tienen y si el proveedor lo acepta. También hay que tomar en cuenta las necesidades de los pacientes; si los proveedores son culturalmente competentes y responden a esas comunidades en las que trabajan”, añadió Ford.

Entre los datos positivos del reporte destaca que Manhattan y Queens forman parte de los cinco condados del estado de Nueva York que tienen las cifras más bajas de muertes prematuras.

La autora del estudio indicó que el reporte del PCDC fue financiado con fondos de la Legislatura Estatal de Nueva York y, para poder evaluar el acceso a los cuidados de salud primarios, se midio cuántos proveedores hay disponibles por residentes en determinadas areas; las tasas de personas con seguro de salud; el número de recipientes de Medicaid y Medicare (programas de seguro médico gubernamentales para personas de bajos recursos), y los proveedores de salud que van a las casas de los pacientes.

“El acceso a la salud primaria es la base fundamental para que los pacientes tengan cuidados continuos, servicios de prevención y manejen sus enfermedades crónicas. Pero más allá de los efectos que esto tenga en términos de los beneficios para la salud, esto ahorra dinero a los pacientes, a los proveedores y al sistema en general”, concluyó la experta.

La atención primaria se considera accesible cuando una persona puede recibir los servicios necesarios que son oportunos, asequibles y en una ubicación geográficamente próxima.

Aunque el reporte comparó el acceso a cuidados de salud primarios en áreas rurales y áreas urbanas, no tomó en cuenta la raza, origen étnico ni el estatus migratorio de los residentes de los condados.

Conclusiones y recomendaciones

“Nuestra recomendación principal es que, a pesar que en Nueva York seamos considerados líderes en salud a nivel nacional, hay que hacer mucho más para mejorar e incrementar el acceso a cuidados primarios de calidad en todo el estado. Que hayan suficientes proveedores de calidad en los condados para que sirvan a sus residentes y que sean culturalmente y lingüísticamente competentes y sensibles para que respondan a las necesidades de los miembros de la comunidad. El Bronx es el mejor ejemplo de que hay muchos condados en Nueva York en los que hay comunidades compuestas por diferentes grupos étnicos y raciales”, dijo Mary Ford.

“Es muy importante tomar en cuenta los resultados de salud en El Bronx, como una medición de que en EEUU, que es una nación industrializada del primer mundo, la gente sigue muriendo antes de la edad de 65 años, muchas veces de enfermedades crónicas que son prevenibles. Por ello, creemos que si estos pacientes tienen acceso a cuidados de salud primarios, y opciones de seguro médico, incluyendo Medicaid, para tratar estas enfermedades, podrían tener una expectativa de  vida más larga que, en este país, va mas allá de los 75 años”, concluyó la experta.