La mujer acusada de ser agente del gobierno ruso en EEUU

Maria Butina ingresó al país con visa de estudiante, reportó el DOJ

La mujer acusada de ser agente del gobierno ruso en EEUU
Maria Butina.
Foto: Captura YouTube

Este lunes se presentó una demanda penal en el Distrito de Columbia contra una mujer de origen ruso acusada de conspiración, para actuar como agente de la Federación de Rusia dentro de los Estados Unidos sin notificación previa al Fiscal General.

Los hechos fueron reportados por el Secretario de Justicia Auxiliar de Seguridad Nacional, John C. Demers; la Fiscal para el Distrito de Columbia, Jessie K. Liu, y Nancy McNamara, subdirectora a Cargo de la Oficina de Campo del FBI en Washington.

Maria Butina, de 29 años, es una ciudadana rusa residente en Washington D.C. y fue arrestada el 15 de julio de 2018, reportó el Departamento de Justicia (DOJ) en un comunicado.

La mujer tuvo su primera comparecencia este lunes ante la jueza Deborah A. Robinson en el Tribunal de Distrito de Columbia.

“Se ordenó su detención en espera de una audiencia fijada para el 18 de julio de 2018”, agregó el DOJ “Según la declaración jurada en apoyo de la demanda, desde principios de 2015 y hasta febrero de 2017, Butina trabajó bajo la dirección de un funcionario de alto nivel en el gobierno ruso que anteriormente era miembro de la legislatura de la Federación Rusa y, más tarde, fue alto funcionario en el Banco Central ruso”.

No se proporcionó el nombre del sujeto, pero se agregó que el hombre había sido sancionado por el Departamento del Tesoro en abril de 2018.

“Los documentos judiciales detallan los esfuerzos del funcionario y Butina para que ella actuara como agente de Rusia dentro de los EEUU estableciendo relaciones con estadounidenses y organizaciones infiltradas que tienen influencia en la política del país”, se explicó. “Esto con el propósito de promover los intereses de la Federación Rusa”.

La mujer ingresó al país en varias ocasiones y luego permaneció en EEUU con visa de estudiante, pero el Washington Post la ubica una promotora a favor de las armas y está ligada a la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

En un video en YouTube, Betina se presenta a sí misma como presidente de la organización rusa El Derecho a Portar Armas.

“La acusación alega que ella comenzó sus actividades sin divulgar oficialmente el hecho de que ella estaba actuando como agente del gobierno ruso, como lo exige la ley”, se indicó.

La investigación fue realizada por la oficina del FBI en Washington D.C., y si Butina es declarada culpable podría alcanzar una sentencia máxima por conspiración de cinco años.

La mujer no es parte de los 12 casos de agentes de inteligencia rusa acusados por el fiscal Robert Mueller de intervenir en las elecciones de EEUU en 2016.