Fianza de $20,000 para abuelos mexicanos detenidos por ‘La Migra’ en base militar

Margarito y Concepción, que tienen una salud delicada, ya lleva dos semanas retenidos por ICE y su hija inició una campaña de recaudación de fondos
Fianza de $20,000 para abuelos mexicanos detenidos por ‘La Migra’ en base militar
Foto: Suministrada

Los abuelos mexicanos Margarito Silva y Concepción Barrios, de 60 y 50 años respectivamente, tuvieron el martes su primera comparecencia ante el tribunal del Juzgado de Inmigración de Batavia, al norte del estado de Nueva York, donde se les impuso de una fianza de $20,000 dólares.

La pareja, que sufre de una condición médica delicada, continúa retenida en un centro del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) desde el 4 de julio.

Para lograr su liberación, Perla Silva, hija del matrimonio, inició una campaña de recaudación en la página gofoundme para reunir esa cantidad y ayudar a sus padres. Y precisamente esa cuenta ya había supera este miércoles la meta de recaudación que se había propuesto de $20,000 dólares, y sumaba al menos $20,568. Y aunque es el monto necesitado para pagar la fianza, no se espera que la pareja salga libre todavía, ya que los trámites de pasar el dinero a una cuenta de banco y luego pagar en la corte se tardan al menos un par de días.

“Casi dos semanas desde que nos fueron arrebatados, necesitan volver a casa con nosotros”, dijo Perla. “Están muy enfermos y ambos han recibido cirugía recientemente. Por ejemplo, mi madre fue operada del corazón hace tan solo dos semanas y tienen que tomar la medicación“, afirmó la hija.

Una de las principales organizaciones que está apoyando a los abuelos es Make the Road New York, asociación con base en Nueva York que lucha por los derechos de la comunidad latina.

Margarito y Concepción querían visitar junto a su hija Pera y su nieta a la hija mayor de la familia, que está embarazada y cuyo marido trabaja y vive en la base militar Fort Drum.

Al llegar a esa instalción el pasado 4 de julio, para celebrar el Día de la Independencia, el matrimonio, que vive en Brookyn desde hace décadas, quiso acceder al recinto militar con su ID municipal, como ya habían hecho en numerosas ocasiones en otras bases militares para vera sus familiares, pero en esta ocasión los militares llamaron a la Oficina de Aduana y Patrulla Fronteriza (CBP).

Se trata del segundo caso reciente en el que inmigrantes indocumentados son detenidos al acudir a una base militar, como ocurriera con el repartidor de pizzas ecuatoriano Pablo Villavicencio.