Denuncian a chico negro por su puesto de comida callejera y así responde la ciudad

El departamento de salud contactó a una organización local para darle algunos consejos para mantener su negocio próspero y asegurarse de que todo esté lo más limpio posible

La carne de burro, chivo y búfalo fue usada para fabricar productos como salchichas, que fueron etiquetadas como de “res”.
La carne de burro, chivo y búfalo fue usada para fabricar productos como salchichas, que fueron etiquetadas como de “res”.
Foto: AP

Jaequan Faulkner, de 13 años, montó un puesto de comida afuera de su casa en Minnesota para ayudar a recaudar dinero para la ropa de la escuela y un vecino de lo más molesto decidió llamar a la policía porque el niño no tenía un permiso para manejar un negocio.

Ante la denuncia, el Departamento de Policía de Minneapolis decidió apoyar al chico y se asoció con el departamento de salud local para obtener el permiso que necesitaba para seguir funcionando, informó Associate Press a principios de semana.

La historia ganó fuerza a lo largo de la semana, obteniendo más atención nacional y convirtiéndose en una de las noticias virales de Twitter el viernes por la noche. Las personas que leían la historia apoyaban al niño y alabaron a la policía por alentar su espíritu emprendedor y no hacer caso a las denuncias que esconden racismo y discriminación más que otra cosa.

Según KARE 11, Faulkner comenzó su puesto de hot dog y snacks en 2016, con la ayuda de su tío. Este año decidió poner reanudar “el negocio”  otra vez. Poco después de ponerse en marcha, se presentó una queja al Departamento de Salud de Minneapolis sobre su puesto de comida, informó AP.

En lugar de intentar cerrar a Faulkner, la ciudad intervino y se hizo cargo de su permiso de $87 dólares para que el niño pudiera seguir vendiendo su comida y ganar dinero para la escuela.