El emotivo encuentro de Pablo Villavicencio con su familia tras ser liberado en NJ

El repartidor de pizza había sido detenido por "La Migra" luego de entregar una orden en la base militar de Fort Hamilton, en Brooklyn
El emotivo encuentro de Pablo Villavicencio con su familia tras ser liberado en NJ
Villavicencio fue liberado de la cárcel del condado Hudson, en Nueva Jersey.
Foto: (Captura / Tiwtter, Joe Marino)

Nunca unos abrazos fueron tan liberadores…

La oscuridad que despidió anoche de la cárcel del condado Hudson, en Nueva Jersey, al ecuatoriano Pablo Villavicencio se perdió en los abrazos de amor que recibió por parte de su familia. El repartidor de pizzas detenido por “La Migra” (Servicio de Inmigración y Aduanas, ICE) había sido liberado luego de una extensa batalla  legal y el clamor comunitario.

Imágenes en redes muestran al padre, lloroso, cuando se funde en un abrazo con sus dos hijas y su esposa así como con otros parientea.

En declaraciones a la prensa tras salir del centro de detención, el inmigrante reprochó la intolerancia del Gobierno y pidió a la ciudadanía  “que luche” para que casos como el de él no se repitan.

Villavicencio, detenido el pasado 1 de junio luego de entregar una pizza en la base militar de Fort Hamilton, en Brooklyn, fue liberado a eso de las 9 p.m., como resultado de una orden de una corte federal en Nueva York.

El juez Paul Crotty, que determinó la tarde de ayer su liberación, señaló que su deportación ya no es razonablemente previsible.

El magistrado estableció que el inmigrante puede permanecer en este país mientras ejerce su derecho a completar el proceso para obtener un estatus legal. Villavicencio solicitó, en febrero pasado, la residencia permanente por estar casado con una ciudadana; su esposa Sandra Chica es de origen colombiano, pero está naturalizada.

El hispano deberá acudir el 21 de agosto a Inmigración para seguimiento a dicha solicitud.

Alrededor de la web