Peruano en la NASA busca formas de proteger a humanos de la radiación espacial

Sergio Santa María trabaja en la misión “BioSentinel”

¿Qué le pasa a los astronautas cuando se exponen a la radiación cósmica? A partir de estudios pioneros de la Administración Aeronáutica y Espacial (NASA), como el realizado al astronauta Scott Kelly que vivió un año en la Estación Espacial Internacional, ahora sabemos que el cuerpo humano sufre un grave deterioro, en algunos casos irreversible.

Según la revista Scientific American, en su misión Kelly estuvo expuesto a 72 millisieverts de radiación; como punto de comparación, una radiografía de brazo nos expone apenas a 0.001 millisieverts. Experimentos realizados en ratones indican que el daño al cerebro genera graves problemas cognitivos que pueden desembocar hasta en demencia.

Cómo contrarrestar esos efectos en las próximas misiones que llevarán a los humanos de nuevo a la Luna y después a Marte, es parte del trabajo del científico peruano Sergio Santa María, quien lleva 15 años estudiando y trabajando en EEUU en el campo de la Biología Molecular.

Después de acabar la carrera de Biología en la Universidad Peruana Cayetano Heredia, en el 2003, Santa María inició sus estudios de doctorado en la University of Texas Medical Branch en Galveston, Texas. “En realidad la mayoría de mis estudios de pregrado en Perú se enfocaron al área de ecología y biogeografía. Como viajábamos bastante por la Costa y Sierra del Perú, para mi tesis de licenciatura hicimos un estudio con mineros de la Sierra del Perú para investigar los efectos de la actividad minera a nivel citogenético. Es ahí que me intereso más en el área de biología molecular y genética, y decido buscar programas de postgrado enfocados en esas áreas, las cuales a mi entender no estaban muy desarrolladas en el Perú en ese momento. Mi doctorado en Texas fue más especializado en genética molecular y en el estudio de mecanismos de reparación de daño genético”, indicó.

Después de acabar el doctorado en Texas, en el 2009 inició un postdoctorado o especialización en la NYU School of Medicine en la ciudad de Nueva York; ahí tuvo la oportunidad de trabajar en recombinación genética, bioquímica y genómica, proyectos que le permitieron colaborar con grupos de investigación en las universidades de Columbia y Yale.
En Nueva York estuvo financiado por un NIH Training Fellowship -en el 2010- y por un American Cancer Society Postdoctoral Fellowship del 2011 hasta el final del 2013.

Primer acercamiento

El primer acercamiento de Santa María con la NASA fue en 2004. “Como parte de mi programa de doctorado y debido a la cercanía con el Johnson Space Center en Houston, tuve la oportunidad de hacer una rotación de laboratorio o internship con un grupo de investigación trabajando en los efectos de la radiación especial en astronautas. Después de terminar la rotación en NASA decidí quedarme en la University of Texas para trabajar más en investigaciones de tipo biomédico y ciencias básicas”, añadió.

Durante gran parte de sus estudios de doctorado y postdoctorado, Santa María trabajó con un organismo modelo conocido como levadura, la cual tiene similitudes con células humanas y es muy utilizada en biomedicina e industria; además trabajó bastante en diferentes sistemas de reparación de daño genético, incluyendo daño por radiación ultravioleta y de tipo ionizante.

Como se ha visto después de la pionera misión del astronauta Kelly, quien vivió un año en la Estación Espacial Internacional, los efectos de la radiación cósmica pueden ser devastadores para la salud.

¿Pueden revertirse los efectos negativos de la radiación cósmica? “La respuesta corta es no en este preciso momento. La radiación espacial puede tener efectos a nivel del ADN y a nivel celular, pero también puede tener efectos en la visión, a nivel cardiovascular y en el sistema nervioso. Si bien en algunos casos nuestras células pueden reparar ese daño, muchas veces este es irreversible y a veces demora tiempo en ver los efectos”.
“Lamentablemente, la radiación cósmica es difícil de bloquear ya que las partículas que se encuentran en el espacio profundo pueden ser de muy alta energía y siempre están presentes. Peor aún, misiones de larga duración tipo a Marte son muy diferentes a las misiones en la Estación Internacional Espacial o en órbitas terrestres bajas, ya que son más largas y la protección de la magnetoesfera terrestre ya no está presente”, indicó Santa María.

A la conquista

Sobre su trabajo actual en la misión “BioSentinel” dijo que la meta es poder desarrollar mejores sistemas de protección para cuando los humanos iniciemos viajes de larga duración a Marte o para establecer colonias en otros planetas o en el mismo espacio.

El lanzamiento de esa misión está programado para finales del 2019 a bordo del Exploration Mission 1 (EM-1), que utilizará el nuevo cohete de la NASA que permitirá regresar a la Luna y poco a poco a Marte. “Lo más emocionante de nuestra misión es que es la primera vez que NASA va a enviar organismos vivos al espacio profundo y es la primera misión desde 1972 (Apollo 17) que va a enviar organismos vivos fuera de la magnetoesfera terrestre”.

Los lazos con Perú

Desde que llegó a Estados Unidos para estudiar su postgrado en 2003, el doctor Santa María trata de visitar Perú una o dos veces al año y aprovecha para dar conferencias o charlas de sus proyectos o simplemente para hablar un poco de su experiencia en Texas, Nueva York, y ahora en la NASA.

“Creo que la mejor forma de apoyar a los más jóvenes, es motivándolos para que continúen con sus estudios y para que se esfuercen lo más posible sin importar de dónde vienen”, afirmó.

Por ejemplo, la primera semana de Agosto estará en Lima como instructor internacional para un Club de Ciencias (https://www.clubesdecienciaperu.org/), que es un taller donde estudiantes de 16 a 22 años de edad van a poder conocer un poco mas de los efectos de la radiacion, qué es el daño genético y cómo se repara.

“Siempre he estado muy orgulloso de ser peruano, especialmente por tener una historia y cultura muy ricas. Si bien no participo mucho en actividades con la comunidad peruana, siempre he mantenido contacto con familiares y amigos en Perú y por todo el mundo, y me mantengo al tanto de lo que pasa en nuestro país”, añadió.