Encarcelan al militar que dejó robar medalla presidencial boliviana en un prostíbulo

Los ladrones querían robar otra cosa y se encontraron con la joya más valiosa de Bolivia
Encarcelan al militar que dejó robar medalla presidencial boliviana en un prostíbulo
La medalla boliviana. Twitter

LA PAZ — La Fiscalía boliviana presentó el miércoles una acusación formal por tres delitos, entre ellos incumplimiento de deberes, contra el militar que debía custodiar la medalla y la banda presidenciales del país y que los dejó a merced de ladrones en un vehículo aparcado en la puerta de un prostíbulo.

El teniente de las Fuerzas Armadas bolivianas Roberto Juan de Dios O.B. fue imputado por los supuestos delitos de “incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y destrucción o deterioro de la riqueza o el patrimonio nacional”, dijo a los medios el fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco.

“Esperaremos el pronunciamiento de la autoridad jurisdiccional para defender esta hipótesis en audiencia de medida cautelar”, sostuvo el fiscal.

El militar fue detenido y traslado a una prisión.

Al respecto, señaló que existe un memorando emitido por un mando superior del militar y por el Banco Central de Bolivia por el cual se lo designa como “custodio” de la medalla y la banda presidenciales.

El martes por la tarde el militar perdió el avión en que debía llevar la banda y la medalla a la ciudad central de Cochabamba para que las luciera hoy en un acto el presidente del país, Evo Morales.

El uniformado, que trabaja para el Palacio de Gobierno de Bolivia, decidió pasarse ya caída la noche por una zona de prostíbulos cerca del aeropuerto de El Alto, ciudad vecina de La Paz, para hacer tiempo hasta el siguiente vuelo.

Unos delincuentes, según la Policía boliviana, le sustrajeron del vehículo que dejó aparcado frente a los prostíbulos la mochila donde llevaba los símbolos que debía custodiar.

El teniente denunció el robo en comisaría y quedó detenido, acusado de incumplimiento de deber.

La Policía boliviana desplegó un operativo para recuperar los símbolos presidenciales, hasta que a mediodía de este miércoles una llamada anónima a un canal local de televisión alertó de que estaban junto a la puerta de la céntrica iglesia de San Pedro en La Paz.

La Policía apunta a una banda de delincuentes que buscaba hurtar otro tipo de objetos, como dispositivos electrónicos, para venderlos en el mercado negro.

El ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero, anunció ante los medios la detención de uno de ellos, un peruano, mientras la Policía busca al resto, posiblemente otros tres.

Según la Sociedad de Investigación Histórica de Potosí (Bolivia), la medalla tiene un valor incalculable, tanto por su oro y diamantes como por su importancia histórica, ya que fue un regalo al libertador Simón Bolívar.