Juez conservador estudia petición para bloquear DACA

El caso podría llegar al Tribunal Supremo; mientras tanto, se sigue procesando la renovación de permisos
Juez conservador estudia petición para bloquear DACA
Activistas y Dreamers de "United We Dream" acudieron a la audiencia para apoyar DACA.
Foto: United We Dream

WASHINGTON— La batalla sobre el futuro de DACA se trasladó este miércoles a un tribunal en Houston (Texas), donde el juez federal, Andrew Hanen, estudia la petición de Texas y otros seis estados para un bloque temporal del programa migratorio.

En el marco de un complejo laberinto legal, Hanen presidió hoy uno de cuatro casos separados contra el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, que dio cobijo de la deportación a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados.

Tras una audiencia de tres horas, Hanen no emitió un dictamen sobre la petición en la demanda por un bloqueo temporal, que entablaron en mayo pasado Texas y otros seis estados, en su mayoría conservadores. Sin embargo, programó una cita para el próximo lunes para que las partes presenten más información en el caso “Texas v. United States”.

Hanen es el mismo juez que en 2015 bloqueó la expansión de DACA y un programa nuevo para adultos con hijos ciudadanos o residentes legales, conocido por su sigla “DAPA”, también ordenados por el entonces presidente Barack Obama.

Debido a que en junio pasado la Administración Trump dijo que no defendería DACA en los tribunales, la organización cívica MALDEF representó hoy en el caso a 22 beneficiarios de DACA, incluyendo a Karla Pérez, una Dreamer recién graduada en Leyes.

La demanda en cuestión fue presentada contra el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) bajo la Administración Trump, como una medida de presión para que cancelara DACA, que sólo protege de la deportación a los jóvenes indocumentados y les da permisos de trabajo.

El gobierno de Texas, bajo control republicano, esperó seis años para interponer una demanda contra DACA y, junto a los demás demandantes, quiere que Hannen lo suspenda temporalmente mientras se resuelve el litigio sobre la legalidad del programa en los tribunales.

Al salir de la audiencia, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, dijo en una declaración escrita que DACA es “anticonstitucional” porque fue implementado pese a las objeciones del Congreso.

“DACA representa una visión peligrosa del poder ejecutivo, que permitiría a un presidente poner a un lado unilateralmente cualquier ley en vigencia. No se puede permitir que se mantenga sin causar un grave daño a nuestra Constitución”, dijo Paxton, quien calificó su demanda como “vital para restablecer el imperio de la ley en nuestro sistema migratorio”.

Según datos oficiales, poco más de 680,000 jóvenes indocumentados están amparados a DACA, incluyendo a alrededor de 114,000 sólo en Texas.

Un análisis del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), de julio de 2017, advirtió que la cancelación de DACA causaría una pérdida de $460,300 millones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) del país, es decir, su productividad económica. Sólo Texas, por ejemplo, perdería cerca de $6,300 millones de dólares.

Luciendo camisetas naranja y como parte de una demostración de fuerza, decenas de Dreamers y activistas del grupo “United We Dream” acudieron a la audiencia de Hanen, y realizaron una rueda de prensa explicando los beneficios de DACA.

¿Dónde está el daño?

Poco más de la mitad de la audiencia estuvo dominada por el asunto del presunto daño que ha causado DACA por concepto de los servicios públicos que utilizan sus beneficiarios pero, según activistas, la verdadera intención de los demandantes es deportar a los Dreamers.

Pero, durante una conferencia telefónica con periodistas, Nancy Perales, vicepresidenta para asuntos de litigios de MALDEF, precisó que la coalición de demandantes en realidad no pudo demostrar el “daño” que DACA ha causado y que, si en realidad hubiese “urgencia” de cancelarlo, se demoraron seis años para entablar la demanda.

“Nuestra postura fue que DACA sigue la línea de otros programas de acción diferida de previas administraciones, que es beneficioso, no dañino, y que no hay nada inusual en proteger a una categoría de jóvenes que estudian o quieren trabajar”, agregó Perales.

MALDEF quiere que Hannen deseche la demanda de la coalición liderada por Texas.

“Sin DACA, perdería mi capacidad de tener un trabajo de ensueño y practicar leyes como abogada de inmigración”, dijo, por su parte, Pérez, quien ganó una beca para representar a mujeres y jóvenes inmigrantes, a partir de otoño.

Abanico de dictámenes y opciones

Independientemente de lo que determine Hannen, el lunes próximo o en días posteriores, otros tres jueces federales han coincidido en apoyar la continuidad de DACA.

El fiscal general, Jeff Sessions, anunció en septiembre del año pasado el desmantelamiento gradual de DACA, aunque la Administración dio plazo al Congreso hasta el pasado 5 de marzo para que diera una solución legislativa permanente.

El Congreso, dividido como siempre en el campo migratorio, no cumplió con la fecha pero para entonces dos tribunales, uno en San Franciso (California) en enero pasado, y otro en Brooklyn, un mes después, ordenaron la reactivación de DACA.

En abril pasado, el juez federal, John Bates, en la capital estadounidense, exigió la reactivación del programa incluso para nuevos casos, pero dio un plazo de 90 días a la Administración para que ofreciera una justificación razonable sobre por qué desmanteló DACA.

El viernes pasado, Bates reafirmó su decisión de abril pero dio 20 días adicionales, hasta el próximo 23 de agosto, para que el gobierno responda al dictamen, ya sea mediante una apelación o cumpliendo con la reactivación de DACA incluso para nuevos casos.

Si Hannen falla a favor de la coalición de demandantes, la Administración tendría que buscar una “reconciliación” de los diversos dictámenes, ya sea en un tribunal de apelaciones, o llevar el caso ante el Tribunal Supremo, explicó el presidente de MALDEF, Tom Sáenz.

En ese escenario, lo más probable es que el Tribunal Supremo suspenda el fallo de Hannen hasta que la máxima corte del país pueda estudiar el caso en su próxima sesión, que concluirá en junio de 2019.

Por ahora, DACA se mantiene con vigencia para la renovación de permisos y la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) continúa procesando trámites con ese fin, según precisó “United We Dream”.

Alentamos a todos los beneficiarios de DACA a que renueven de inmediato su DACA, sin importar la fecha de vencimiento, porque creemos que la Administración Trump usará el eventual dictamen de Hanen para poner fin al proceso de renovación de DACA”, dijo el grupo, que ha habilitado una página con información sobre la renovación de DACA.

Alrededor de la web