De Blasio firmará la nueva ley de Uber: estas son las consecuencias que dejará en Nueva York

No se concederán más licencias durante un año y se espera que el sueldo de los conductores aumente un 20%
De Blasio firmará la nueva ley de Uber: estas son las consecuencias que dejará en Nueva York
BIll de Blasio saluda a trabajadores en el acto en Union Square.
Foto: NYC Mayors Office

NUEVA YORK – El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció que el día 14 de agosto firmará la nueva ley local que regula los servicios de Uber y Lyft que este miércoles se aprobó en el Concejo Municipal.

¿Qué sucederá tras ese día? El alcalde señaló las consecuencias más inmediatas:

  • Habrá una tarifa mínima para los conductores: aumentará el sueldo neto del conductor medio en un 20% aproximadamente, lo que supone más de $6,000 dólares al año.
  • No habrá más licencias por un año: el Ayuntamiento no concederá más licencias de Uber o Lyft durante un año, con la excepción de los vehículos adaptados para sillas de ruedas. Ahora se calcula que hay algo más de 100,000 conductores.
  • Reducir la congestión y tarifas justas: el Ayuntamiento iniciará un estudio más profundo sobre cómo manejar el cambio de esta industria para reducir la congestión de vehículos y asegurar tarifas justas.

De Blasio mostró su satisfacción por la nueva regulación en un acto el jueves en el parque Union Square. “La ciudad está enviando un mensaje muy claro: estamos poniendo a los neoyorquinos trabajadores por encima de las corporaciones“, exclamó De Blasio.

De esta manera, Nueva York se convierte en la primera gran ciudad americana que regula las aplicaciones de alquiler de vehículos, lo que afecta a Uber, que tiene en Estados Unidos su mayor mercado.

La aprobación de las piezas legislativas, promovidas y apoyadas por el presidente del Comité de Autos Rentados del Concejo Municipal, Rubén Díaz, fue vista como un triunfo.

“Ayer fue un día histórico (…) Esta es la primera legislación de este tipo en la nación y sentará precedente para otras ciudades”, afirmó Díaz.

Miembros de la Alianza de trabajadores del Taxi en Nueva York celebraron la medida.
Miembros de la Alianza de trabajadores del Taxi en Nueva York celebraron la medida. Foto: NYC Mayors Office

¿Quién gana y quién pierde?

“En los últimos años el número de estos conductores creció dramáticamente creando una carrera de fondo en el que los conductores compiten entre ellos por salarios miserables“, analizó el concejal Stephen Levin.

El Ayuntamiento se puso la medalla porque la nueva legislación concitó comentarios positivos desde todos los sectores: políticos, organizaciones de trabajadores, representantes de asociaciones de taxistas y de conductores de Uber o Lyft coincidieron en los beneficios de la medida.

“Esta victoria pertenece a los conductores de taxi amarillo, taxi verde, livery, automóviles negros, Uber y Lyft que se unieron a nosotros para transformar nuestra lucha y nuestra angustia compartida en esperanza y fortaleza”, dijo Bhairavi Desai, directora de la New York Taxis Workers Alliance.

“Esperamos que este sea el comienzo de una industria más justa”, dijo Jim Conigliaro, fundador de la organización The Independent Drivers Guild, que representa a 65,000 conductores de Uber, Lyft, Via y Juno en la Gran Manzana.

Pero la celebración por parte de un sector conllevó la advertencia por parte de las corporaciones.

Uber avisó de que podría producir aumento de las tarifas y del tiempo de espera para los pasajeros si la compañía no pude satisfacer una demanda que crece día a día.

No en vano, algunos ciudadanos, entre ellos especialmente los latinos, se mostraron preocupados por el temido aumento de las tarifas.