Proponen ley para convertir a NYC en “huerta” que produzca alimentos locales

El concejal Rafael Espinal y el presidente de Brooklyn, Eric Adams están impulsando un proyecto para fomentar el aumento de la producción de comida local más saludable y generar empleos

Proponen ley para convertir a NYC en “huerta” que produzca alimentos locales
El concejal Rafael Espinal y el presidente de Brooklyn, Eric Adams están impulsando un proyecto de ley para producir comida local más saludable
Foto: John McCarten/ NYC Council / El Diario

Nueva York es una ciudad que para abastecerse de alimentos depende principalmente de la producción agrícola que se da fuera de los cinco condados, pero líderes políticos y activistas desean que eso cambie y que por ley, la Gran Manzana se convierta en una “huerta” que produzca activamente cultivos locales.

Así lo anunció el concejal Rafael Espinal, presidente del Comité de Asuntos del Consumidor del Concejo Municipal, tras presentar un proyecto que introdujo la semana pasada en el organismo legislativo de la Ciudad, con el que pretende fomentar la producción de alimentos más saludables a nivel local, y de paso generar ingresos y más fuentes de empleo.

De aprobarse la iniciativa, integrada por tres propuestas, la Ciudad tendría que buscar y explorar mecanismos y formas de promover el crecimiento de la agricultura urbana, poniendo a Nueva York a la vanguardia nacional.

“Esto promueve un estilo de vida saludable, reduce la presencia de carbono y fortalece a las comunidades. Especialmente para vecindarios de bajos ingresos, como los que represento, que históricamente han carecido de acceso a productos frescos y saludables, la agricultura urbana puede ayudar a cerrar la ‘brecha de lo fresco’”, dijo el concejal Espinal en un evento en el Ashford Street Abundant Garden, en East New York, Brooklyn.

El líder político destacó además que se calcula que a nivel nacional la agricultura urbana genera $9,000 millones y en el caso concreto de Nueva York tiene el potencial de producir comida para 20 millones de personas. “Fortalece a las comunidades, mejora la salud pública y aumenta el compromiso cívico”, agregó Espinal, al tiempo que destacó que “lastimosamente” la burocracia y la falta de reconocimiento de la importancia que ese proyecto implica, tiene relegada esa opción de producción en la Gran Manzana.

Revolución de la agricultura urbana

Junto a Espinal, en esta lucha para convencer a los otros 50 concejales de los beneficios que implica la producción agrícola local, está el presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, quien reconoció que el camino para cambiar la mentalidad de muchos líderes en la ciudad será largo.

“No será fácil, pero trabajando en conjunto con nuestra vibrante comunidad de granjeros locales y jardineros, estoy seguro de que podemos lograr el objetivo de una revolución de la agricultura urbana en nuestra ciudad”, comentó Adams. “Tenemos el potencial de revolucionar el sistema alimentario de nuestra ciudad y pasar la página en la protección de nuestra salud y el medio ambiente mientras reforzamos nuestra economía”.

El presidente de Brooklyn destacó que con la nueva legislación se podrían formalizar los sistemas de agricultura urbana, los jardines comunitarios tradicionales y se promoverían innovaciones urbanas impulsadas por la tecnología, como la agricultura hidropónica y vertical.

Se estima que alrededor de la Gran Manzana existen unos 550 jardínes comunitarios y no solo cultivan productos frescos, sino que sirven como espacios verdes y recreativos para las comunidades.

El proyecto de ley pide concretamente al Departamento de Planeación desarrollar un plan integral de agricultura urbana, al tiempo que requeriría que el Departamento de Parques de la Ciudad emita un informe sobre el procesamiento de alimentos y la agricultura en huertos comunitarios. Asimismo, extendería el período antes de que se pueda revocar una licencia de un jardín comunitario.

El concejal Rafael Espinal y el presidente de Brooklyn, Eric Adams están impulsando un proyecto de ley para producir comida local más saludable

Aziz Dehkan, director de la New York City Community Garden Coalition aseguró que la iniciativa de Espinal no solo representa un cambio sobre los huertos comunitarios y la agricultura en la ciudad sino que es un asunto que abarca la justicia social y alimentaria, el cambio climático y protege a los dueños de huertos de que los desarrolladores urbanos los desplacen de sus espacios usados con fines agrícolas.

“Los proyectos de ley son un movimiento hacia el reconocimiento de la equidad por el sudor de miles de personas a lo largo de décadas que ha creado y preservado estas valiosas parcelas”, dijo el activista. “También representa un avance positivo para garantizar que los huertos comunitarios se conserven y protejan bajo el peso del desplazamiento. Hay mucho más trabajo por hacer ya que estos proyectos de ley se abren camino a través del proceso legislativo”.

Éxito de la agricultura local

David Vigil, director de proyectos del East New York Farms! dijo que ya ha muchos casos que demuestran el éxito que puede tener la agricultura local, y destacó que la mayoría de los productos cosechados en la ciudad de Nueva York se cultivan en suelos de jardínes comunitarios que han hecho todo un trabajo de innovación y producción, digno de seguir.

“En el este de Nueva York y vecindarios similares en los cinco condados, los jardineros comunitarios abrieron el camino a la agricultura urbana en la ciudad de Nueva York. Han aprovechado la tierra descuidada en sus barrios, cultivando alimentos, plantando árboles, entrenando a jóvenes, procesando restos de comida y construyendo comunidad.”, dijo Vigil. “Los jardines necesitan recursos adecuados y una tenencia segura para seguir haciendo su importante trabajo”.

Como parte de la iniciativa de Espinal y Adams, en julio pasado inauguraron un sitio web especializado en agricultura urbana con toda la información que requieren los jardineros y agricultores locales que deseen impulsar este tipo de industria.