La tormenta Florence se convertirá en huracán en el Atlántico rumbo a EEUU

El ciclón tropical puede alcanzar la costa este de EEUU en los próximos días
La tormenta Florence se convertirá en huracán en el Atlántico rumbo a EEUU
El pronóstico de cinco días de la tormenta tropical Florence.
Foto: Centro Nacional de Huracanes

MIAMI – El ciclón Florence, que se degradó el viernes a tormenta tropical, se fortalecerá en las siguientes horas hasta volverse un huracán e incluso uno de categoría mayor en la próxima semana, informó este sábado el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Florence genera vientos máximos sostenidos de 110 km por hora (70 m/h) y tendrá un “gradual fortalecimiento” para convertirse de nuevo en huracán posiblemente esta noche, y alcanzar a comienzos de la próxima semana la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, es decir un huracán de categoría mayor.

El pronóstico de fuerza de los vientos en los próximos 5 días. Centro Nacional de Huracanes

La tormenta tropical, que tiene en alerta a las autoridades del sureste de EEUU, se encuentra a 1,120 kilómetros (695 millas) al noreste del norte de las islas de Sotavento (Antillas Menores) y a 1,305 kilómetros (810 millas) al sureste de las Bermudas, indicó el CNH en su boletín vespertino.

El sistema, que se halla en medio del Atlántico y no representa riesgo para zonas pobladas, ha reducido su desplazamiento en las últimas horas hasta llegar a los 7 km/hora (5 m/h) con dirección oeste y se prevé que mantenga esta trayectoria a lo largo del fin de semana.

Se espera luego un giro rumbo al oeste-noroeste, acompañado de un aumento de la velocidad de su desplazamiento.

“En la trayectoria prevista, el centro de Florence se moverá sobre el suroeste del océano Atlántico, entre las Bermudas y las Bahamas, el martes y el miércoles, y se acercará a la costa sureste de EEUU el jueves”, indicó el CNH, con sede en Miami.

Florence es el primer huracán de categoría mayor que se formó en la actual temporada ciclónica del Atlántico.

Los meteorólogos estadounidenses pronosticaron el pasado 9 de agosto una temporada de huracanes en el Atlántico un 60 % por debajo de lo normal.

El pronóstico de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) prevé cinco huracanes en la cuenca del Atlántico y solo uno de ellos de las categorías más destructivas.

En la actual temporada de huracanes en el Atlántico se han formado siete tormentas tropicales, de las cuales Beryl, Chris y Florence se convirtieron en huracanes.